MUNDO INSÓLITO

Mascotas: El pit bull ‘niñera’ que acuna bebés

A pesar de estar considerados y ser de hecho un raza peligrosa, la tierna manera con la que este fiero pit bull mece la cuna de un pequeño bebé mientras duerme te hará adorara de nuevo a los perros, incluidos los más feroces.

Con una corta e intensa historia a sus espaldas, el pitbull ha pasado por muchos altibajos como raza en cuanto a su popularidad como animal de compañía.

Es una raza que habitualmente está muy estigmatizada por sus características físicas y por algunas pautas de su comportamiento, y que sin embargo puede ser una gran mascota cuando se comprenden y colman sus necesidades.

El origen de esta raza, llamada oficialmente american pit bull terrier, se encuentra en el siglo XIX, en Gran Bretaña.

No obstante, los primeros antepasados de estos animales eran perros de tipo moloso que se utilizaban para luchar en peleas de toros y osos durante la época del imperio romano. Con el tiempo, estas mal llamadas disciplinas deportivas se prohibieron en algunos países, entre ellos Inglaterra, y los perros utilizados para dichas actividades se empezaron a criar para combatir entre ellos. Como las peleas cambiaron, se necesitaban perros más ligeros y ágiles, y aquellos primeros perros molosos se cruzaron con otros perros de tipo terrier para disminuir su volumen corporal, pero sin perder el instinto combativo que les caracterizaba.

El caso del pitbull es muy especial, porque pasó por momentos de su historia en los que fue reconocido como raza, y otros en que se eliminó de los registros. Incluso hoy en día, no todas las organizaciones cinófilas reconocen a esta raza. Por ejemplo, ni la Federación Cinológica Internacional ni el AKC la reconocen, pero sí lo hacen asociaciones como el United Kennel Club y la American Dog Breeders Association. Esto se debe a que en ocasiones el pitbull era asociado a la agresividad más absoluta, y las organizaciones caninas se veían salpicadas por su reputación, algo que no hacía sino empeorarla.

Incluso con toda su mala prensa y con sus características, lo cierto es que el pitbull ha sido y es una de las razas más populares del mundo. También tiene definido su propio estándar, y ha servido de base para crear otras razas recientes, como el american Staffordshire terrier. También se catalogan como razas de perro pitbull otras líneas que parten del pitbull pero que realmente son diferentes, como el bull terrier, cada una con sus propias características y temperamento.

En la actualidad, es una raza de fama mundial, que puede encontrarse en hogares de todo el mundo y que es una gran mascota si se educa y entrena correctamente. Incluso se ha utilizado en muchas ocasiones como perro niñera por su instinto protector hacia los niños y porque suele tener mucha paciencia con ellos.

Características del pitbull
Sin lugar a duda, la raza de perro pitbull destaca por ser muy poderosa y corpulenta, fuerte y con un temperamento testarudo a veces, lo que no significa que sea agresivo por naturaleza. El pitbull es musculoso, pero también está muy bien proporcionado. Según el estándar, su pecho no debe ser excesivamente profundo, y el conjunto del cuerpo será estilizado y un poco más largo que alto. No debe ser muy pesado a pesar de la creencia popular ni tampoco voluminoso, ya que la agilidad es una de las características básicas de la raza.

Quizá la parte más llamativa de su anatomía sea la cabeza, cuadrada y amplia, pero siempre deberá estar proporcionada y en consonancia con el resto del cuerpo. También es bastante alargada, y termina en un hocico ancho que muestra una mandíbula de poderosa mordida por la que también es temido y considerado un peligro en buena parte de lugares del mundo.

Las orejas son de tamaño medio y se mantienen erguidas sobre la cabeza, aunque su tendencia natural es a doblarse hacia la punta. Algunos propietarios siguen cometiendo la barbaridad de recortar las orejas para que adopten una forma puntiaguda que dé al animal un aspecto más peligroso, una práctica que por suerte cada vez se prohíbe en más lugares. Sus ojos son oscuros y profundos, pero no demasiado grandes. Se mantienen bastante separados y son muy expresivos, a veces incluso dan al ejemplar un aspecto de tristeza permanente muy tierno.

Tamaño del pitbull
El estándar de la raza no especifica el tamaño o la altura que debe tener, pero sí habla de una armonía en su cuerpo como conjunto. Por eso es posible encontrar diversos tipos de pitbull en cuanto a su tamaño, pequeños o medianos, y rara vez se encuentran ejemplares grandes. El peso es también muy variable porque debe mantenerse en relación a la altura. No obstante, lo más habitual es encontrar ejemplares de entre 14 y 27 kilogramos de peso, siendo las hembras siempre un poco más pequeñas que los machos.

Pelaje del pitbull
Otra de las características del perro pitbull es su pelaje, muy corto y suave al tacto, agradable para acariciar. Es un tipo de pelo muy fácil de mantener y que generalmente presentará un buen aspecto, y que además puede encontrarse en cualquier tonalidad, porque todas son aceptadas a excepción del tono mirlo.

Comportamiento del pitbull
El comportamiento y el temperamento del pitbull han suscitado durante muchos años debates entre sus defensores y sus detractores. En la actualidad, se piensa por norma que esta raza es muy inestable, agresiva y peligrosa, pero la idea parte erróneamente del uso que se daba a estos animales en sus orígenes como perros de pelea. El principal problema surge de una generalización que no debería hacerse con la raza, y es que cada ejemplar es un mundo. Lo que sí es necesario es tener en cuenta que se trata de un animal muy poderoso que, mal tratado, puede llegar a mostrarse agresivo y ser peligroso por sus características físicas, pero no quiere decir que vaya a serlo si se educa correctamente.

A pesar de lo que se cree, lo cierto es que el pitbull es una raza muy sociable con las personas por norma general, y que tiende a llevarse bien tanto con niños como con adultos si se educa correctamente desde cachorro. Su elevado impulso de presa es fácil de controlar con un trato cuidado y cariñoso, y no tiene un mayor riesgo de ataque que otras muchas razas.

La agresividad de un pitbull parte casi en su totalidad del trato que haya recibido por parte de su propietario, que le incita a atacar con una conducta completamente irresponsable. Sin embargo, esto ocurriría igual con ejemplares de otras razas, a los que no se teme tanto principalmente porque no poseen el mismo poder físico que el pitbull. Es importante tener en cuenta que la naturaleza del pitbull es amigable y confiable, y que solo quieren recibir cariño y juegos, como cualquier otro animal. Además, se ha comprobado que su temperamento es más estable que el de muchas otras razas, como el Beagle o el Golden retriever, razas que nunca se cuentan como peligrosas.

Es un animal muy protector, además de juguetón y fácil de adiestrar debido a su inteligencia. Necesita bastante ejercicio y actividades para no aburrirse, por lo que es muy adecuado para personas deportistas que quieran un compañero de aventuras. No es un buen perro de guarda, porque suele mostrarse amigable con los extraños a pesar de lo que se cree. También es una mascota ideal para los niños por su paciencia y sentido de la protección, y tiene una energía perfecta para jugar con ellos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído