En la actualidad la capibara es una especie peligrosamente amenazada.

El roedor más grande del mundo también aprovecha la cuarentena y se apodera de un club de golf en Bolivia 

Esta especie ha sufrido durante años los embates de la cacería indiscriminada, principalmente por el sabor y la suavidad de su carne. También por los distintos usos que le dan a su piel. Sin embargo, ahora se pasean por la ciudad sin temor, gracias al confinamiento de la población por el coronavirus

Tras el estado de alarma decretado en diferentes partes del mundo por la pandemia, muchos animales han aprovechado de salir a las urbes ahora desoladas por el confinamiento de la población para evitar el contagio y la propagación del COVID-19.

En las imágenes se puede observar como decenas de estos amistosos roedores se han apoderado de unos terrenos pertenecientes a un club de golf en la ciudad de Santa Cruz en Bolivia para tomar baños y paseos.

Las capibaras llegaron en manada para disfrutar del ambiente ahora desolado.

Además de esta especie nativa de Bolivia también se ha avistado la aparición de garzas, pájaros de diversas especies e incluso peces en drenajes que ahora lucen cristalinos y sin basura después del decreto de cuarentena total.

El roedor más grande del mundo

El carpincho, capibara o chigüire es el roedor mas grande del mundo y pertenece a la especie de los caviomorfos.

Su peso aproximado es de 50 Kg pero puede llegar a pesar 80 kg.

Se trata de un animal subacuático y muy parecido al conejillo de indias.

Este roedor no vive en callejones ni tampoco tiene su rostro en forma de cuña como el resto de los animales de esta especie.

Su dieta es herbívora, se compone principalmente de plantas acuáticas y pasto.

Cuando estos roedores se sienten amenazados suelen volverse animales nocturnos, es decir, que no permanecen despiertos solo al anochecer, sino durante toda la noche. Y dormirán durante el día.

Los capibaras disfrutan de socializar, sus grupos están formados por alrededor de 10 de ellos.

Cuando el clima se vuelve húmedo, sin embargo, los grupos pueden ser mucho más grandes, de alrededor de 40 miembros y 100 durante la estación seca.

Las capibaras practican la coprofagia: ingesta ocasional de sus propios excrementos. De esta manera, pueden obtener el mayor número de nutrientes de los alimentos y ayudan a descomponer la celulosa de las hierbas.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído