Su cuidador lo infectó con el COVID-19

Un tigre del zoo de Nueva York da positivo por coronavirus

En la actualidad no existe evidencia científica que conceda a los animales un papel importante en la vehiculización del virus. Sin embargo, se han registrado algunos pocos casos, como el de una tigresa en el zoo de Nueva York, quien comenzó a tener síntomas y se ha confirmado su positivo en coronavirus

Un tigre del zoo de Nueva York da positivo por coronavirus

Una tigresa del zoológico del Bronx, en Nueva York, ha dado positivo por coronavirus, convirtiéndose en el primer animal que se sabe que tiene coronavirus, informó Wildlife Conservation Society, organismo encargado de gestionar los zoológicos de la ciudad.

La prueba positiva de COVID-19 para el tigre fue confirmada por el Laboratorio Nacional de Servicios Veterinarios del USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos).

Se atribuyó el contagio a un cuidador del recinto que en ese momento aún no presentaba síntomas.

“Nadia, una tigresa malaya del Bronx Zoo, salió positivo de COVID-19. Ella, su hermana Azyl, dos tigres Amur, y tres leones africanos han desarrollado tos seca y se espera que todos se recuperen”, aseguró la organización en un comunicado.

«Aunque han experimentado una disminución en el apetito, a los felinos del Zoológico del Bronx les está yendo bien bajo cuidado veterinario y son interactivos con sus cuidadores. No se sabe cómo se desarrollará esta enfermedad en los grandes felinos, ya que diferentes especies pueden reaccionar de manera diferente a las nuevas infecciones, pero continuaremos monitoreándolos de cerca y anticipando recuperaciones completas», indicaron desde el zoológico neoyorquino en un comunicado.

Cabe destacar que el zoo se encuentra cerrado al público desde el 16 de marzo como toda aquella actividad no esencial en Nueva York.

“Agradecemos la cooperación y el apoyo del Laboratorio de diagnóstico del estado de Nueva York en la Universidad de Cornell y el Laboratorio de diagnóstico veterinario de la Facultad de medicina veterinaria de la Universidad de Illinois, donde se realizaron las pruebas iniciales COVID-19 de muestras del tigre; el Laboratorio Nacional de Servicios Veterinarios del USDA, donde se realizaron pruebas confirmatorias; Servicio de inspección de sanidad animal y vegetal del USDA; y los Veterinarios del Estado de Nueva York e Illinois y el Departamento de Salud e Higiene Mental de la Ciudad de Nueva York por su asistencia”, agregan.

Desde el Departamento de Agricultura de Estados Unidos también señalaron que «no hubo informes de mascotas u otros animales» en el país contagiados con coronavirus antes de la noticia de la tigresa Nadia.

Asimismo, recuerdan que “no hay evidencia de que los animales jueguen un papel en la transmisión de COVID-19 a personas que no sean el evento inicial en el mercado de Wuhan, y no hay evidencia de que alguna persona haya sido infectada con COVID-19 en los EE. UU. por animales, incluso por perros o gatos”.

¿El COVID-19 puede afectar a mi mascota?

Actualmente, no existe evidencia científica que conceda a los animales de compañía un papel importante en la vehiculización del virus. Así lo confirman expertos veterinarios como Alexis Santana, vicepresidente del Consejo Científico de AniCura, que inciden en la idea de que el abandono de mascotas no es una opción.

Es por ello, que no existe ninguna convicción que confirme a perros y gatos como portadores del coronavirus originario de Wuhan.

Sin embargo, es recomendable seguir medidas de prevención. Evitar el contacto con personas enfermas es algo esencial, así como lavarnos las manos antes de tocar a un animal de compañía o cubrirnos la boca con un pañuelo al toser o estornudar.

¿Y el caso del perro con COVID-19 de Hong Kong? 

Las pruebas realizadas a un pomeranian en Hong Kong detectaron una baja carga viral en los hisopos nasales y orales; no obstante, los test sanguíneos arrojaron siempre un resultado negativo.

Según algunos expertos, el positivo tuvo lugar porque el animal tenía partículas del virus en su nariz y pelo, ya que su dueña estaba infectada por coronavirus.

Aún así, el perro se mantuvo en período de cuarentena durante dos semanas, tras el cual falleció una vez superó el aislamiento.

Respecto a ello se pronunció la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA), quien mandó un mensaje tranquilizador pues el animal no había mostrado signos clínicos de Covid-19. Con 17 años, tenía problemas de salud no relacionados significativos, incluidos problemas cardíacos y renales.

A pesar de no habérsele practicado autopsia por expreso deseo de su dueña, se cree que falleció como consecuencia de estos problemas y la vejez, posiblemente acentuada por el estrés de la cuarentena lejos de los entornos familiares.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído