La práctica fue común entre el Paleolítico Superior hasta la Edad del Bronce, según los estudios científicos.

Los humanos usaron cráneos como cuencos por más de 15.000 años

Los humanos usaron cráneos como cuencos por más de 15.000 años
Cráneo usado como cuenco PD

Los hombres de la prehistoria tenían un uso común de los cuencos, así como se sigue haciendo en la actualidad. Sin embargo, existe un importante cambio con respecto a los materiales que se usaron entre el Paleolítico Superior hasta la Edad del Bronce, una brecha de 15.000 años donde se vaciaron los cráneos e hicieron cuencos con ellos, con fines rituales o domésticos.

Un estudio de la Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social junto a la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona y Museo de Historia Natural de Londres revela que la extracción del cuero cabelludo y de la carne era meticulosa y destinada a limpiar esta parte del cuerpo con el fin de elaborar cuencos o recipientes, por lo que se conocen como ‘cráneos copa’, algunos de ellos localizados en el yacimiento de Atapuerca.

El estudio, liderado por Francesc Marginedas, afirma que la práctica de crear cuencos puede estar relacionada con la decapitación para obtener de trofeos de guerra, producir máscaras como elementos decorativos o lo que se conoce como ‘cráneos copa’. El documento, que publica la revista ‘Journal of Archaeological Science’, recuerda que algunas sociedades del pasado creían que los cráneos humanos poseían poderes o fuerza de vida, y en ocasiones se recogían como prueba de superioridad y autoridad en confrontaciones violentas.

En Europa, los ‘cráneos copa’ han sido identificados en conjuntos que van desde el Paleolítico Superior, de unos 20.000 años de antigüedad, hasta la Edad del Bronce, hace unos 4.000 años. La fracturación meticulosa de estos cráneos sugiere que no está únicamente relacionada con la necesidad de extraer el cerebro con fines nutricionales, sino que fueron producidos de manera concreta e intencional como contenedores o vasos.

Según el trabajo, la fabricación sistemática de los ‘cráneos copa’ comenzaba sacando el cuero cabelludo y continuaba extrayendo los tejidos musculares, para después fracturarlo preservando la parte más gruesa de la bóveda craneal.

Por ahora se desconoce el uso que se le daba a estos huesos con forma de recipiente, aunque la repetición de este patrón durante tantos años aporta nuevas evidencias de la preparación de los cráneos para prácticas rituales asociadas la mayor parte de los casos al canibalismo humano durante la Prehistoria reciente.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído