TIENEN EFECTO DIURÉTICO Y REGULAN EL TRÁNSITO INTESTINAL

El garbanzo, un superalimento con asombroso impacto positivo sobre nuestro cuerpo

Repasamos los 6 efectos beneficiosos de la semilla más reputada del mundo

El garbanzo, un superalimento con asombroso impacto positivo sobre nuestro cuerpo

El garbanzo es una especie de leguminosa muy reputada y utilizada desde la época prehistórica. Se trata de la semilla de una planta herbácea cuyas utilidades son tan diversas como culturas en el mundo: van desde su ingesta, hasta destinarse como remedio para acabar con enfermedades de la epidermis.

A nivel nutricional, es un alimento muy completo del que debemos subrayar, además de su elevada carga calórica y su escaso fondo de grasas saturadas y gluten, los altos niveles de vitaminas del grupo B (A y C), fibra y proteína que contiene. Al ser una fuente de hidratos de carbono de absorción lenta, la glucosa se absorbe con mayor lentitud y, por tanto, los niveles de azúcar en sangre se compensan (ocurre lo mismo con el colesterol).

Los minerales también son un componente esencial del garbanzo, destacando el hierro, el fósforo y el magnesio, que son vitales en la formación de hemoglobina y calcio. Además, ejecutan una función antiinflamatoria y protectora ante las infecciones.

Los beneficios del garbanzo son tan abundantes que podríamos conversar sobre ellos durante horas, pero vamos a centrar su repaso en los 6 más significativos:

1. Regula la tensión arterial

Por su alta carga en potasio, es un alimento muy apropiado para personas que padecen hipertensión y litiasis renal.

2. Normaliza el tránsito intestinal

Los garbanzos batallan contra el estreñimiento gracias a la fibra que contienen y secundan el tránsito intestinal.

3. Efecto diurético

La retención de líquidos es notablemente menor gracias al potasio, calcio y magnesio, así como por la labor de su aminoácido arginina que impulsa la apropiada actividad de los riñones.

4. Combate dolores musculares y el cansancio

El fósforo y el magnesio se oponen a los episodios de tensión y de estrés y las altas rasantes de vitaminas del grupo B colaboran para alcanzar una óptima marcha del sistema nervioso.

5. Mejora el estado de la piel

Contiene antioxidantes (zinc y selenio), sin olvidar el omega-6, el ácido graso que toda piel reclama.

6. Previene enfermedades cardiovasculares

Los garbanzos dificultan la absorción de colesterol en nuestro cuerpo, lo cual supone una ayuda para la memoria arterial: fomenta su flexibilidad y la ausencia de obstrucciones.

 

Autor

Carla Calvo

Periodista y Comunicadora Audiovisual por la URJC. Redactora de lifestyle, corazón y eventos en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído