CAYÓ DEL ESCENARIO Y EL ESPECTÁCULO SE SUSPENDIÓ

Joaquín Sabina: el veterano cantante está ‘estable’ tras ser operado de un derrame cerebral

En un primer momento solo se hablaba de una lesión en el hombro

Estable’. Es lo que dice el sombrío parte médico de Joaquín Sabina emitido por el hospital Ruber Mirasierra

El cantante, que este 12 de febrero de 2020, se cayó del escenario del Wizink en mitad de concierto, ha sido operado de urgencia  por un hematoma intracraneal y un derrame cerebral provocado por un fuerte golpe en la cabeza.

Parecía, este miércoles por la noche, que todo había quedado en un susto. Pero, la caída desde una altura de más de dos metros y medio y en plena oscuridad, en el día en que Sabina cumplía 71 años, ha sido mucho más grave de lo nadie podía imaginar

Los expertos hablan de ‘traumatismo craneoencefálico’ y evitan entrar en detalles, más allá de que el artista tiene un ‘hematoma intracraneal’ provocado por un fuerte golpe en la cabeza.

Parte médico

    • Joaquín Sabina se encuentra «estable» y permanece ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).
    • Ha sido intervenido este jueves «para evacuación de un hematoma intracraneal en hemisferio derecho».
    • El artista presenta «traumatismo de hombro izquierdo, torácico y craneoencefálico».
    • Está previsto que se facilite otro parte médico con su situación mañana viernes al mediodía.

Ha sido su representante, José Navarro «Berry», quien ha explicado que este informe ofrecido por la familia «ha tardado» más de lo que se esperaba para que fuese «claro y amplio».

JOAQUÍN SABINA SE CAYÓ DEL ESCENARIO

Joaquín Sabina ha sufrido un espectacular batacazo, este 12 de febrero de 2020, en pleno concierto en el Wizink Center de Madrid, cuando se ha ha caído a plomo de lo alto del escenario.

El cantante nacido en Úbeda y que cumplía justo 71 años y actuaba junto a su amigo Joan Manuel Serrat, ha sido retirado a toda prisa en camilla, entre el descorcierto y pánico del público.

Ha retornado Sabina un buen rato más tarde, pero en una silla de ruedas que empujaba Serrat y con aspecto de penitente.

Ha bromeado diciendo que “estas cosas solo me pasan en Madrid, lo siento muchísimo”.

El artista ha tratado de calmar los ánimos asegurando al público que se encontraba bien pero que no resultaba prudente seguir con el show y que lo mejor era que fuera al hospital.

“Tengo un golpe muy fuerte en el hombro que me duele mucho y hace que tengamos que suspender con todo el dolor”.

Y ha anunciado la suspensión del concierto porque el hombro le dolía mucho y se iba al hospital.

El cantante ha anunciado que los asistentes podrán disfrutar del concierto el próximo 22 de mayo en el mismo recinto.

«No tiren las entradas los que quieran venir en mayo».

OTROS PERCANCES ‘SONADOS’

No es la primera vez que el intérprete y compositor sufre un percance en el Wizink Center que le obliga a suspender un concierto.

Ya sucedió en 2014 a pocas canciones del final, según él, a causa problemas de estómago, aunque en un primer momento afirmó que había sufrido una crisis de pánico escénico.

Volvió a suceder en 2018, dentro de la gira de “Lo niego todo” a la hora y media de actuación, por “una disfonía aguda consecuencia de un proceso vírico” que lo dejó “mudo” y obligó a cancelar los cuatro conciertos restantes de la gira.

La endeble salud de hierro de Sabina ha sido noticia en muchas más ocasiones, especialmente cuando fue víctima de un derrame cerebral en 2001 del que se recuperó.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído