Pide reconvertir el recinto monumental en un 'sitio de memoria' y exhumar a José Antonio Primo de Rivera

La estrategia cambiante de Ciudadanos permite aprobar una propuesta para ‘reformular’ el Valle de los Caídos

La estrategia cambiante de Ciudadanos permite aprobar una propuesta para 'reformular' el Valle de los Caídos
El Valle de los Caídos. EP

La izquierda sigue empeñada en construir un nuevo relato histórico. El pleno de la Asamblea de Madrid ha dado luz verde a una Proposición No de Ley (PNL) de Más Madrid para «reformular» el Valle de los Caídos, lo que pasaría por el traslado de los restos del fundador de la Falange, José Antonio Primo de Rivera.

La aprobación ha sido posible con los votos a favor de PSOE, Más Madrid y Podemos así como la abstención de Ciudadanos, que ha votado en sentido diferente a su socio de gobierno (PP) y Vox, los cuales se han mostrado contrarios.

Incluso, la «veleta naranja» había presentado una enmienda, lo que daba a entender que era posible que votasen en sentido afirmativo, pese a que finalmente no ha sido así.

La votación no tiene efectos prácticos, ni ejecutivos, pero sí simbólicos. Y subraya, además, la primera ocasión de relieve en el pleno en la que se ha roto la unidad de voto de la mayoría que apoya al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso.

Ciudadanos ha querido significar su abstención como una manera de «expresar protesta» por tratarse de un tema que consideran alejado de las preocupaciones actuales de los madrileños. El resultado, no obstante, ha sido el mismo: la propuesta de la extrema izquierda ha salido adelante.

En ella, se pide que el Valle de los Caídos se convierta en un símbolo de la democracia y de defensa de la misma. Además, se propone trasladar los restos de José Antonio Primo de Rivera a un lugar menos preminente de la basílica.

PP y Vox han coincidido en calificar la iniciativa de «poco acertada»: «Es más importante la libertad que la opresión», ha llegado a decir Jaime Berenguer (Vox), que ha defendido que la transición fue «no arrogarse en exclusiva la literalidad de la verdad».

Con el mismo argumento, Pedro Corral (PP) ha pedido «respeto aquí a la opinión del otro», como homenaje a quienes fueron «víctimas de la intolerancia».

En el lado contrario, PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos han argumentado la necesidad de «adecentar uno de los espacios más bochornosos que existen», así como de honrar a las «al menos 33.000 personas enterradas en el lugar», según Jacinto Morano (Unidas Podemos).

Ni la Asamblea ni el Gobierno de la Comunidad tienen competencias sobre el Valle de los Caídos, resituado en el corazón de la agenda política de la Cámara desde que el Ejecutivo nacional de Pedro Sánchez impulsó la exhumación de Francisco Franco. En consecuencia, la iniciativa insta al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso a que traslade al nacional la necesidad de lograr «la dignificación» del recinto monumental.

Autor

Pablo Santos

Experto en información religiosa

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído