El pesebre ha sido donado por una zona de Italia que en noviembre de 2018 fue devastada por una tormenta

El Vaticano enciende su árbol y tiñe de Navidad la plaza de San Pedro

El Vaticano enciende su árbol y tiñe de Navidad la plaza de San Pedro
El belén y el árbol de Navidad de la plaza de San Pedro del Vaticano. EP

Es una tradición que se repite cada año por estas fechas. La plaza de San Pedro del Vaticano se ha teñido de ambiente navideño con la inauguración de su monumental portal de Belén y con el encendido de su árbol de Navidad ante cientos de romanos y turistas. El belén y el árbol provienen de las regiones del nordeste italiano, cuyos bosques fueron devastados por una tempestad en 2018.

El abeto rojo, de unos 26 metros de altura, proviene de los bosques del Véneto, y en sustitución de este árbol se replantarán otros cuarenta abetos en la zona, gravemente dañada por la tormenta del año pasado, informó la Santa Sede. Su iluminación es de última generación, con un «limitado» impacto medioambiental y bajo consumo energético y ha sido encargada a la Dirección de Infraestructuras y Servicios de la Gobernación del Vaticano en colaboración con una compañía alemana.

El portal de Belén, realizado completamente en madera, proviene de Scurelle, en la provincia de Trento, y alude a la tradición arquitectónica de esta zona. En la instalación hay unos 25 personajes a tamaño real en madera policromada: en el centro, la Sagrada Familia, y a su alrededor los pastores, animales, objetos, plantas y los Reyes Magos. En el fondo pueden verse los troncos de los árboles abatidos por la tormenta.

De este modo el Vaticano sigue con la costumbre de decorar la plaza que precede a la basílica de San Pedro, instaurada en 1982 por Juan Pablo II, y tanto el portal como el árbol podrán apreciarse hasta el final de la Navidad, concretamente hasta el 12 de enero de 2020.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído