España se planta en la tercera semifinal de un Mundial en su historia

La Selección Española gana a Polonia casi sin sudar, y se mete en la lucha por las medallas (90-78)

La Selección Española gana a Polonia casi sin sudar, y se mete en la lucha por las medallas (90-78)
Rudy Fernandez ataca frente a la defensa de Adam Hrycaniuk durante el partido frente a Polonia EFE

A medio gas. España confirmó los pronósticos y venció a Polonia (90-78) en el encuentro de cuartos de final del Mundial de baloncesto y ya está en semifinales, donde se enfrentará este viernes al ganador del encuentro entre Australia y República Checa, según recoge el autor original de este artículo 20minutos y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

Como se preveía, el triunfo costó y no se pudo sellar hasta los últimos minutos. De nuevo fue Ricky Rubio quien, con 19 puntos, cinco rebotes y nueve asistencias, lideró el ataque español, aunque también brillaron un Rudy Fernández impecable desde fuera (5/5 en triples) y los hermanos Juancho y Willy Hernangómez.

Rubio, con ocho rápidos puntos, tomó un día más las riendas en ataque para contrarrestar el acierto inicial de los polacos, que respondían por medio de A.J Slaughter. España intentaba golpear en la zona para hacer valer su superioridad física, aunque fue un triple de Rudy el que propició el primer despegue de un equipo en el que Víctor Claver volvía a ser incisivo ante el aro rival.

Como se preveía, se cumplió el guión y el problema empezó a llegar desde el perímetro. Los centroeuropeos movían bien el balón y encontraban siempre a un tirador en buena posición que golpeaba desde el triple.

Aunque España intentaba repetir la defensa que desarboló a Italia y Serbia, no resultaba tan efectiva en esta ocasión porque el daño llegaba desde lejos del aro y además, los de Scariolo no se mostraban efectivos en ataque.

Hasta que, como ocurrió ante los italianos, irrumpió en la pista un letal Juancho Hernangómez. Desatado en cada acción, sumó doce puntos en tres minutos y medio que impulsaron a los suyos hasta lograr una renta de diez tras una canasta lejana de un Rudy Fernández que iba creciendo con el paso de los minutos.

Para entonces, ni Marc Gasol ni Mateusz Ponitka, referentes en sus respectivas plantillas, habían aparecido. El pívot de los Toronto Raptors solo había anotado uno de sus cinco lanzamientos y capturado un rebote en los primeros veinte minutos, mientras que el nuevo jugador del Zenit -principal argumento ofensivo de su equipo en el Mundial- solo contaba con un par de puntos en su haber.

El tira y afloja mantenía la tensión en el Oriental Sports Center. Polonia logró ponerse a seis y, cuando parecía que cinco puntos de Willy Hernangómez darían tranquilidad a los jugadores de Sergio Scariolo, un nuevo arreón comandado por Slaughter les metió el miedo en el cuerpo (76-72, min 35).

Pero hasta ahí llegó la resistencia polaca. España se lanzó a por el partido con dos providenciales triples del MVP Ricky Rubio, al que tomó el relevo Willy Hernangómez como principal argumento ofensivo. Sus doce puntos en el cuarto definitivo pesaron para una losa para un rival que, a esas alturas, se había quedado sin pólvora y acabó firmando su rendición.

Con esta victoria, España se asegura prácticamente una plaza para los JJ OO de Tokio 2020. Para ello, necesita una derrota de cualquiera de las dos selecciones europeas que aún se encuentran en liza en el torneo, Francia o República Checa, que juegan sus partidos de cuartos este miércoles.

Autor

Francisco Lorenson

Polifacético y innovador reportero, lleva años trabajando en el sector y aprendiendo de algunas de las personas más inteligentes del negocio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído