El astro brasileño hace ejercicio físico, puede hablar por el móvil y hasta festejó su cumpleaños comiendo un asado

Ronaldinho cumple un mes en la cárcel y se dedica a bailar y jugar al fútbol con asesinos

Ronaldinho cumple un mes en la cárcel y se dedica a bailar y jugar al fútbol con asesinos
Ronaldinho. PD

Ya no está tan contento y repite Ronaldinho Gaucho cada poco que ya ha tenido bastante y se quiere ir a casa.

El pasado 4 de marzo de 2020, a media mañana, Ronaldinho era recibido en forma apoteósica en el aeropuerto internacional de Asunción, a donde llegó junto a su hermano Roberto.

Unos 2.000 niños y adolescentes paraguayos corearon su nombre desde que apareció en la sala de desembarque.

Los menores estaban vestidos con camisetas amarillas como un homenaje al recordado 10 de la selección brasileña. Habían sido reclutados por la fundación caritativa Fraternidad Angelical, regenteada por la empresaria Dalia López.

Pero esa misma noche comenzó su calvario. Una comitiva policial y judicial allanó su habitación y le confiscó los celulares y los documentos que trajo consigo, mismo procedimiento para su hermano.

El jueves 5 ambos concurrieron a la sede del Ministerio Público donde fueron indagados cerca de ocho horas.

El fiscal que les tomó la declaración recomendó al juez la libertad con la condición de admitir la comisión del delito de uso de pasaporte de contenido falso y el pago de una multa. Federico Delfino argumentó que Ronaldinho y Roberto “fueron engañados en su buena fe”. El affaire forzó la renuncia del director de Migraciones.

Entonces, el juez (Mirko Valinotti) determinó el “pleno goce de su derecho de libertad” del ex futbolista, pero puso el dictamen a consideración de la fiscala general del Estado, Sandra Quiñonez.

Todo cambió desde entonces. Agentes uniformados y de civil se apersonaron en el hotel la noche del viernes 6 y detuvieron a Ronaldinho y su hermano, transportados a la Agrupación Especializada de la Policía.

Sus días privado de libertad

Lo que parecía ser una estadía breve ya lleva un mes y el brasileño a incluso celebrado tras las rejas su cumpleaños número 40. Ese día, 21 de marzo, comió asado con otros reclusos, mientras que la noche anterior cenó pez dorado a la parrilla, un plato típico de Paraguay.

El paso del tiempo hizo que el ex futbolista se adapte al encierro. Dinho comienza sus días con el tradicional desayuno compuesto por un “cocido” (infusión caliente de yerba mate) con leche y una galleta.

Aunque también suele “beber mucho café”, de cuya preparación se ocupan él y Roberto en su habitación que tiene “dos camas, heladera, aire acondicionado y televisor”, según comentó Blas Vera, director del centro.

Ubicado en una discreta y poco cómoda pieza del Módulo 2 de este centro de reclusión de 14 hectáreas, Ronaldinho ya no puede disfrutar de la misma manera que cuando ingreso de su máxima pasión: el fútbol.

Si bien había trascendido que había adoptado el hobby de la carpintería, sus actividades favoritas se relacionaron siempre con el deporte al que estuvo ligado desde que era un niño en Porto Alegre.

FÚTBOL Y REJAS

El 13 de marzo jugó su primer partido en la cárcel. Su equipo ganó 11 a 2, él marcó cinco goles y dio seis asistencias. Vale destacar que que aún no formó parte del torneo interno, a pesar de que Villa Real, Pira Guasu, Halcones, Chacarita, Sport Espada, Sport Pitufo y Negro Cumbiero (algunos de los equipos que disputan el certamen interno) buscan los servicios del nacido en Porto Alegre. En ese juego de seducción, hay un premio en pugna. El conjunto campeón se hace acreedor de ¡un cerdo de 16 kilos! para compartir entre sus componentes.

Sus compañeros de encierro reportaron que hace unos días el campeón mundial con Brasil en Corea y Japón 2002 perdió con su pareja de turno una disputa en futvóley contra otros dos presos, uno con sentencia por asesinato y otro por robo, competencia que trascendió el presidio y se viralizó en las redes sociales.

Nadie suelta prenda ni se responsabiliza de las filtraciones que se producen sobre las actividades que despliega el famoso ex futbolista. Tanto custodios como compañeros de presidio temen el castigo por violación del reglamento interno.

La causa

Ronaldinho Gaúcho cumple este lunes un mes preso en Paraguay, junto con su hermano Roberto, acusados de uso de documento original de contenido falso y se exponen a una expectativa de pena de cinco años de cárcel.

“Se quedarán en el país todo el tiempo que sea necesario”, señaló el fiscal Federico Delfino a periodistas, luego de aclarar que los detenidos están siendo sometidos a una investigación mayor por producción y tráfico ilegal de pasaportes por la que ya están imputadas 16 personas.

Tras comparecer ante la jueza de turno Clara Ruiz Díaz, la magistrada fue contundente: “El juzgado considera que estamos ante un hecho punible grave porque atentó contra intereses de la República, contra el Estado paraguayo. Hay peligro de fuga y hay peligro de obstrucción. Se trata de un extranjero que entró de forma ilegal al país y permanece de forma ilegal en el país».

Quien sigue prófuga es Dalia López, quien es la sospechada de haber suministrado los documentos falsos al ex futbolista.

La mujer, cuyo domicilio ya fue allanado, es la presidenta de Permanent Oriental Holding S.A., cuyo capital social es de GS 1.000 millones (USD 150.000).

La firma está registrada en la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas como proveedora del Estado en los rubros de Pasajes y Transportes, Muebles y Enseres, Equipos, accesorios y programas computacionales, de oficina, educativos, de imprenta, de comunicación y señalamiento, aunque no registra ninguna adjudicación.

En ella está el punto clave. La fiscalía sospecha que Ronaldinho y su hermano forman parte de una banda dedicada a lavar dinero y cuya cabeza es López. Por ese motivo, René Fernández, ministro anticorrupción, suspendió su fundación benéfica (que fue aprobada por el ejecutivo el 26 de diciembre del año pasado) y ordenó investigar la constitución de la misma.

López está desde entonces en paradero desconocido, aunque tuvo un notorio protagonismo en el recibimiento en el aeropuerto de Asunción de los dos hermanos, el 4 de marzo.

El abogado de López, Álvaro Arias, se personó ante la jueza penal de garantías Lici Sánchez para reiterar la petición de la víspera de su cliente, de suspender la audiencia para evitar un posible contagio de coronavirus debido a que adolece de hipertensión y de diabetes de tipo 2.

“Es una persona que tiene estas dos afecciones de base. ¿Y si llega contagiarse con ese virus?”, preguntó Arias a los periodistas en el Palacio de Justicia.El abogado incidió además que López estará en riesgo si se expone a esa audiencia, en medio de la cuarentena de dos semanas decretada por el Gobierno para atajar la circulación del coronavirus.

Sin embargo, Sánchez declaró en rebeldía a la empresaria e impartió orden de captura para después se puesta a disposición de otro juzgado penal de garantías.

La versión del abogado defensor

Sergio Queiroz, su defensor brasileño que viajó especialmente para representarlo en Paraguay, dijo que la detención del ex deportista es “ilícita, ilegal y abusiva”: “Ronaldinho no cometió delito porque no sabía que el pasaporte que le entregaron era adulterado”.

El abogado del ganador del Balón de Oro en 2005 emitió una inesperada defensa en diálogo con el diario Folha de São Paulo. “La Justicia no ha entendido que Ronaldinho no sabía que estaba cometiendo un delito porque no entendió que le dieron unos documentos falsos, él es tonto”, esgrimió.

La defensa del ex jugador cargó la responsabilidad en los empresarios que programaron su presencia en Paraguay, una fundación (‘Fraternidad Angelical’) para la atención de niños indigentes, cuya titular, Dalia López, tiene orden de captura.

Según su versión, él y su hermano recibieron los documentos en forma de un presente con la indicación de que podían ser utilizados en las fronteras.

Sin embargo, según informó el diario deportivo Globo Esporte, tras tener acceso a varias de las declaraciones de diferentes testigos de la causa que tiene como protagonista al ex futbolista del Milan y el París Saint Germain, Ronaldinho y su hermano habrían pagado unos 6 mil dólares por cada uno de los pasaportes que le permitieron entrar a Asunción el pasado miércoles 4 de marzo.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído