Los documentos demostrarán cómo funcionaba la trama del expolio de 4.500 millones de dólares de PDVSA

Suiza tira del hilo que hace temblar a Rául Morodo y Zapatero: presentará la evidencia de la red de corrupción chavista

Suiza tira del hilo que hace temblar a Rául Morodo y Zapatero: presentará la evidencia de la red de corrupción chavista
Hugo Chávez y Raúl Morodo PD

Suiza ha vendido a los corruptos del chavismo. La nación europea presentará las pruebas de la trama del expolio de 4.500 millones de dólares de PDVSA, uno de los mayores escándalos de corrupción del régimen de Nicolás Maduro y Hugo Chávez.

Un red construida sobre un esquema burdo y sencillo, pero multimillonario. Tras pagar suculentos sobornos a los funcionarios indicados, los empresarios daban créditos a la petrolera en devaluados bolívares y luego cobraban el capital y los intereses en dólares, obteniendo tasas de ganancia extraordinarias.

La investigación demuestra que el dinero era depositado en bancos suizos a través de cuentas de empresas fantasma y de ahí era girado a distintas partes del mundo. Entre otros lugares, Miami, donde viven los dos magnates venezolanos que son considerados como los cerebros de la operación: los hermanos Luis Oberto e Ignacio Oberto.

Ahora, el Tribunal Federal Suizo ordenó la liberación de los documentos bancarios que, se espera, dejarán expuesto el esquema de corrupción, según informa El Nuevo Herald. La decisión afecta a los Oberto y otros dos empresarios venezolanos sospechados de haber sido sus cómplices: Alejandro Betancourt, que vive en España, y su primo Francisco Convit, que reside en Venezuela.

Los otros que están comprometidos en la causa son el banquero suizo Charles Henry De Beaumont y dos ex funcionarios chavistas de primera línea: Rafael Ramírez, el ex zar de PDVSA, y Nervis Villalobos, ex viceministro de Energía. Sin embargo, aún no se descarta que de dicho país también surja nueva información sobre las cuentas millonarias de Raúl Morodo, quien fue embajador de José Luis Rodríguez Zapatero en Caracas.

Una red corrupta

La hipótesis de la investigación es que los empresarios sobornaron a los dirigentes del gobierno y de la petrolera para montar el conveniente “esquema de negocios” entre 2012 y 2014. La mayor parte de los dividendos eran transferidos a los bancos Compagnie Bancaire Helvetique y EFG Bank AG, y el resto se repartía entre otras entidades financieras en Suiza, siempre a cuentas vinculadas a los hermanos Oberto.

“La operación, ejecutada gracias a actos de corrupción, habría permitido la malversación de más de 4.500 millones, lavados principalmente a través de cuentas abiertas en Suiza”, sostuvo el máximo tribunal de justicia suizo al rechazar los planteos de los abogados de los acusados, que pretendían mantener en secreto sus operaciones.

Se estima que en 2012, cuando comenzó la operatoria, la rentabilidad duplicaba o triplicaba el volumen de los préstamos. No obstante, dos años después llegaban a obtener un retorno hasta diez veces superior a la inversión original. De esta manera, por un préstamo en bolívares cuyo valor real era de 42 millones de dólares, los Oberto podían llegar a obtener 600 millones de dólares en semanas.

La investigación del Departamento de Justicia estadounidense detalla que esos reembolsos eran enviados, a través de las empresas fantasmas, a Suiza, donde los Oberto recibían la cooperación de un banquero identificado como Charles Henry De Beaumont, del banco CBH Compagnie Bancaire Helvetique SA, con sede en Ginebra. De Beaumont ayudó a los empresarios a transferir dinero ilícito de PDVSA desde Suiza a bancos de Estados Unidos y el Caribe.

“De acuerdo con las informaciones y los documentos proporcionados por varios conspiradores que están cooperando, De Beaumont […] conspiró a sabiendas con los otros conspiradores para defraudar a CBH y lavar los fondos obtenidos a través del fraude y la malversación a través de CBH y otros medios, que incluyen dos bancos e inmuebles en Miami, Florida (…) Específicamente, De Beaumont orquestó la creación de varias compañías fantasmas para canalizar los dólares estadounidenses malversados de las cuentas de PDVSA a las cuentas de CBH preparadas por De Beaumont”, denuncia un informe de las autoridades norteamericanas revelado a fines del año pasado. Y agrega: “La cantidad total en dólares estadounidenses malversados a través del esquema es de aproximadamente $4,500 millones, con la mayoría de esa cantidad enrutada a través de CBH”.

Con ese dinero, los hermanos además de robustecer sus arcas sobornaban a funcionarios chavistas, según lo indicado por los investigadores. Las fuentes señalaron a El Nuevo Herald que varios millones también fueron transferidos a bienes inmuebles de los hermanos en Miami y Nueva York. Como parte de este esquema de lavado y malversación de fondos, De Beaumont cobraba una tarifa del 0.75 por ciento por cada transferencia bancaria.

De esta manera, obtuvo cerca de 22 millones de dólares en honorarios por recibir y transferir fondos de PDVSA. En 2013, el banquero suizo compró por un valor cercano a los seis millones de dólares un condominio en el exclusivo edificio Continuum, en el sur de Miami Beach; también adquirió inmuebles en República Dominicana.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído