Planeta y Medio Ambiente

Coche eléctrico: En España hay menos incentivos y menos puntos de recarga que la media europea

Según los datos facilitados por la asociación de fabricantes (Anfac), en 2017 se matricularon tan solo 8.645 coches eléctricos

Coche eléctrico: En España hay menos incentivos y menos puntos de recarga que la media europea
El coche eléctrico, batería, carga y autonomía. CE

Las ayudas son inferiores a las que ofrecen Alemania, Francia, Holanda, Estados Unidos o Noruega

Los datos son decepcionantes: En España se vendieron 1.250.000 coches en el año 2017. De los cuales, 10.000 fueron vehículos eléctricos, de los cuales menos de 4.000 fueron turismos, de los que más de la mitad fueron para flotas de empresas.

Total, en 2017 menos de 2000 particulares compraron un coche eléctrico en España para su uso.

Eso es lo que tenemos, pero lo importante es hacia dónde vamos. Y no está de más comparar.

China es el país donde se venden más coches eléctricos. El año pasado las ventas de automóviles eléctricos casi se duplicaron a 652 mil, la cifra es ridícula en comparación con el número total de automóviles vendidos: 28.9 millones.

El año pasado, 2017, fue también un año importante para Estados Unidos: a pesar de que el mercado de automóviles cayó por primera vez desde 2009, se convirtió en el segundo mercado más grande del mundo para la venta de automóviles eléctricos, gracias también a los incentivos de la era de Obama: el registro fue de 199,826 de un total de, aproximadamente, 17,2 millones.

En 2017, el mercado también creció en Europa, en un 43,6%, pero a un ritmo más lento que en China y los Estados Unidos: el coche eléctrico vendió 149.086 unidades de un total de 15.131,778 millones, el 0,9% del total del mercado

Hoy, en las calles del Viejo Continente, hay 501,798 autos eléctricos. España prácticamente no aparece en ningún ranking.

Ventas en España

Las ventas de vehículos eléctricos en España han aumentado un 82% en 2017 y las de los híbridos un 79,5%, hasta sumar entre las dos motorizaciones 64.386 unidades (turismos, cuadriciclos, vehículos comerciales e industriales y autobuses). Estos porcentajes engañan respecto a la magnitud del fenómeno.

Según los datos facilitados por la asociación de fabricantes (Anfac), en 2017 se han matriculado tan solo 8.645 coches eléctricos.

El rápido agotamiento» de los fondos de los planes Movea y Movalt -este último paquete de ayudas fue aprobado por el Gobierno en noviembre y sus fondos se agotaron en menos de 24 horas- demuestra, «una demanda latente» para este tipo de vehículos, que está esperando más incentivos.

Las cifras españolas son bajas: los híbridos sobre el total del mercado en 2017 han sido del 4,4%. La cuota de eléctricos de un 0,7%. Es la cuota más alta nunca alcanzada, pero recuérdese que, por ejemplo, la cuota Noruega es del 17%.

2017 ha sido el primer año en el que Tesla  ha operado de forma oficial en el mercado español, lo que ha ayudado a aumentar de forma considerable las ventas de sus modelos que, hasta no hace mucho tiempo, tenían que ser importados. Los Model S y Model X  acumularon un total de 387 unidades matriculadas.

El campeón en ventas de coches eléctricos ha sido el nuevo Renault Zoe que ha incorporada una nueva batería de 41 kWh que le permite una autonomía de 400 kilómetros. Por precio y prestaciones, se posiciona como uno de los auténticos coches eléctricos de masas.

Ahora bien, las cifras de ventas del Renault Zoe en 2017 están desvirtuadas. Ya que una parte de las 1.327 unidades vendidas son parte de la flota del servicio de movilidad Zity.

El segundo y tercer puesto del Top 3 de coches eléctricos más vendidos en España durante el año 2017 ha sido para el BMV i3 y el Nissan Leaf. EL cuarto puesto corresponde al Smart Fortwo.

El problema de las baterías y la recarga

Hay una razón que contribuye a frenar las ventas de automóviles eléctricos en España: los incentivos están entre los más bajos de Europa y hay pocos puntos de recarga.

Una de las barreras más grandes impidiendo el éxito de los coches eléctricos es el número de los puntos de recarga. España solo cuenta con 2 621 puntos de recarga en todo el país, un número muy inferior a otros países con menos población como Holanda (29 998) y Noruega (9448). Además, los pocos puntos de recarga que existen están ubicados principalmente en Madrid y Barcelona.

En otros países ha sido el Estado el que se ha encargado de crear una red pública de recarga. En total, en Europa hay 70 mil puntos de recarga públicos, mientras que en el mundo hay 1,45 millones de columnas. Estamos atrasados, aunque 33 millones y medio han sido asignados para construir infraestructuras de recarga: el empleo, sin embargo, se está quedando atrás.

Los precios

Las tasas de vehículos en España siguen siendo muy bajas porque los precios dadas las actuales prestaciones de autonomía son altos

Por el momento, el precio de los autos está deteniendo el mercado: en promedio es de alrededor de 30 mil euros, en el que la batería supone hasta un 50% de ese coste.

De acuerdo con un estudio de Bloomberg, sin embargo, desde 2010 hasta hoy, el costo de las baterías de litio había disminuido, Sin embargo, el mercado no es capaz de suministrar toda la demanda de litio del mercado del automóvil y el precio de la tonelada podría andar en los 12 000, euros, por debajo de lo que se está pagando ahora – 20.000- pero más alto que en 2014.

Las ayudas

A través de los planes Movea , el Gobierno de Español ofreció incentivos para facilitar la compra de vehículos eléctricos. Por ejemplo, 5.500€ para la compra de un coche eléctrico con más de 90 km de alcance y que cueste menos de 32 000 € antes de impuestos.

El presupuesto apenas daba para algo más de 1.100 turismos y se agotó en 24 horas desde la puesta en marcha de las ayudas. En España la ayuda de 5.500€ que suele ser inferior al 20% del precio del vehículo y cuenta como dinero ganado de cara a la siguiente declaración de la renta, por lo que de dicha ayuda ha de ser declarada a Hacienda lo que reduce su cuantía.

Hacia la renuncia a los automóviles de gasolina

En esta dirección, en cualquier caso, casi todos los países del mundo están en marcha para suprimir el mercado de automóviles de combustión interna. También habrá una economía completa que desaparecerá gradualmente.

De acuerdo con un estudio del Financial Times, por ejemplo, la proliferación de automóviles eléctricos hará que la demanda de reparaciones de garaje colapse en un 90%, Con ellos, por supuesto, las gasolineras, y, en general, toda la industria petrolera se ven amenazados.

En cambio, la demanda de electricidad aumentará drásticamente para alimentar las columnas y recargar los automóviles.

Todos los países son escépticos respecto a que millones de autos eléctricos puedan circular en 2040. Tesla esta siendo incapaz de vender los vehículos anunciados, por cierto en Europa no es ni mucho menos el primer vendedor.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído