El artista no dudó en responder a tan inesperado y sincero pedido, pero antes que nada agradeció al remitente por halagar su trabajo

Piden a un fotógrafo dar gratis sus imágenes para colgar en una casa de 12 millones de dólares por «falta de presupuesto» y así responde

Piden a un fotógrafo dar gratis sus imágenes para colgar en una casa de 12 millones de dólares por "falta de presupuesto" y así responde
Piden a un fotógrafo dar gratis sus imágenes para colgar en una casa de 12 millones de dólares por "falta de presupuesto" y así responde RT

Muchos profesionales se han topado alguna vez a lo largo de sus carreras con propuestas de terceros interesados por su trabajo pero reacios a ofrecer alguna remuneración económica, suponiendo que el reconocimiento por la labor es más que suficiente. La oferta puede resultar ofensiva e incluso descarada, pero para un fotógrafo británico se convirtió en la oportunidad para responder con brillantez a quienes en ocasiones no valoran el esfuerzo y la dedicación de otros, según recoge rt y comparte Paula Dumas para Periodista Digital.

Tim Wallace, especializado en el campo de la fotografía profesional comercial y publicitaria de productos de alta gama, recibió un correo electrónico de un diseñador de interiores de California (EE.UU.) que aseguraba trabajar en la remodelación de un «hogar de retiro costero de 12 millones de dólares».

De acuerdo con la solicitud —dada a conocer por el propio Wallace en el portal DIY Photography— el dueño del costoso inmueble se sentía atraído por los trabajos de autos clásicos del fotógrafo y estaba interesado en obtener «archivos de alta resolución» de sus obras para decorar el pasillo de la mansión.

Hasta este punto parecía ser una petición como cualquiera que prometía dar paso a un negocio rentable con una buena oferta económica. No obstante, el potencial cliente aseguró que «lamentablemente» el interesado «no tenía presupuesto» para comprar las fotografía, pero que estaba dispuesto a imprimir las imágenes que Wallace le enviara para que este no tuviera que gastar nada.

«No hago negocios con tacaños»
El artista no dudó en responder a tan inesperado y sincero pedido, pero antes que nada agradeció al remitente por halagar su trabajo. «Es una oferta tan tentadora proporcionarles mi trabajo sin ningún beneficio para mi negocio que me es difícil saber qué decir», escribe Wallace en la introducción de su respuesta.

El fotógrafo no daba crédito a que alguien con tal capacidad adquisitiva no estuviera dispuesto a invertir en algo de su interés. «Realmente no hago negocios con tacaños y su oferta me muestra claramente que, si bien aman mi trabajo, no respetan el arduo esfuerzo que implica crearlo», continuó Tim.

Finalmente, el británico le sugiere respetuosamente al diseñador que mejor «en su lugar cuelguen en la pared algunas de esas obras sobrevaloradas hechas con madera vieja con las que los interioristas suelen impresionarnos. Porque supongo que le pagan ¿o ‘también aman su trabajo’?», concluye con sarcasmo Wallace.

Autor

Paula Dumas

Informar y entretener; periodismo del siglo XXI, actualidad y redes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído