Los rumores se ceban en una casi oculta Victoria Federica

Lo que le faltaba a la Familia Real: atribuyen un amor prohibido a la hija de la Infanta Elena

El protagonismo de Froilán ha pasado a un segundo plano para alivio de sus padres y abuelos

Lo que le faltaba a la Familia Real: atribuyen un amor prohibido a la hija de la Infanta Elena
Victoria Federica, la hija de la Infanta Elena y Jaime de Marichalar. CR

Tan fresca y natural que Victoria Federica no dudó en apoyarse durante unos minutos en la barandilla de la boca del metro de Gran Vía sin ningún temor a ser reconocida a pesar de lo concurrido de la zona

Como dice un viejo y bastante ordinario refrán español, para subrayar en tono festivo que tras una desgracia llega otra, ‘eramos pocos y parió la abuela’

No señalamos a nadie con lo de ‘abvuela’ pero lo de pocos hace directa referencia a la atribulada Familia Real española.

Lo desvela LOC este 12 de marzo de 2017 y con lujo de detalles: el 15 de febrero, Victoria Federica, la hija de la Infanta Elena y Jaime de Marichalar, acudió al estreno de la película Lo que de verdad importa, de Paco Arango.

Lo hizo junto a su madre y otros familiares, entre los que se encontraba un joven de 18 años que un medio de comunicación presente calificó como la «primera ilusión» de la benjamina de la duquesa de Lugo.

El rumor tomó forma cuando decidieron sentarse juntos y compartir confidencias.

LOC subraya  que Vic -así la llaman cariñosamente- no mantiene ningún tipo de relación sentimental con él, a pesar de que iban «de la mano».

«Son primos, nada de novios», zanja una fuente solvente consultada .Y primos son porque Juan Urquijo Moreno es nieto de Teresa de Borbón y Borbón, prima carnal del Rey emérito Juan Carlos.

Además de «primos»-no en primer grado-, ambos son amigos de colegio: el centro St. George’s de La Moraleja, en el que Victoria Federica estudia desde 2015 tras regresar de Londres, donde estuvo cerca de dos años. Otros medios aseguran que la relación sí existe.

La información recoge que cuando la película terminó, Victoria Federica y Juan salieron a pasear por la Gran Vía. Les acompañaba otra «prima» y, ajenos a las miradas indiscretas que les escrutaban en el cine, los tres juntos caminaron por la concurrida calle de la capital.

Tras el paseo, compraron unos trozos de pizza en una conocida cadena de comida italiana y los tomaron de pie en la calle Fuencarral, abarrotada de hinchas del Nápoles que jugaba ese día los octavos de final de la Champions League contra el Real Madrid.

LOC insiste en que Victoria Federica ha metabolizado desde pequeña un cierto rechazo por la exposición pública.

«Quizá por esa razón en estas fotografías se puede ver a una joven relajada, sonriente y lejos del reducido papel que ofrece el rol de hija de Infanta. Al parecer iba protegida por una pareja de guardaespaldas muy discretos, como suele ocurrir cada vez que su hermano, Felipe Juan Froilán, regresa a España de vacaciones. Tan fresca y natural que Victoria Federica no dudó en apoyarse durante unos minutos en la barandilla de la boca del metro de Gran Vía sin ningún temor a ser reconocida a pesar de lo concurrido de la zona».

Juan Urquijo y Moreno, el chico al que dicen primer novio de la sobrina de Felipe y Letizia, pertenece a la rama menos conocida de los Borbón.

Su madre es Beatriz Moreno Borbón y regenta una escuela de encuadernación de libros en el barrio de Salamanca de Madrid; su padre, Lucas Urquijo Fernández de Araoz, es ex director de comunicación de Roche Farma.

Beatriz y Lucas se casaron en 1995 en la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción en Colmenar Viejo.

A la ceremonia acudieron numerosas personalidades, entre las que se encontraba la Reina Sofía, acompañada por el entonces Príncipe de Asturias, la Infanta Cristina y la Infanta Elena.

La pareja tiene dos hijos: Andrea y Juan, quien se ha visto estos días en lo alto de la picota informativa, para su disgusto, por su amistad con la hija de la Infanta Elena.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído