Los funcionarios realizaron las maniobras de Heimlich para salvar a la recién nacida

Madrid: La Policía Nacional salva a una bebé que se asfixiaba en Barajas

Los funcionarios de la Policía Nacional se han vuelto a convertir en héroes. Tres agentes han actuado con rapidez para salvar la vida de un bebé de apenas 18 meses, quien dejó de respirar en la Terminal 4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Eficientemente, realizaron las maniobras de reanimación, lo que impidió que ocurriera una desgracia.

Según ha informado Jefatura Superior de Policía, los hechos tuvieron lugar el pasado 10 de enero y la intervención se produjo cuando los agentes escucharon los gritos de varias personas, incluida la madre, pidiendo auxilio cuando estaban cenando dado que la bebé se estaba asfixiando.

Inmediatamente acudieron los policías y al verla inmóvil y sin respiración, comenzaron las maniobras de Heimlich reaccionando la menor instantes después. Los policías se percataron de que la temperatura corporal del bebé era elevada por lo que le retiraron algunas prendas de ropa para conseguir así disminuirla.

Rápidamente trasladaron a la niña arropada con un abrigo policial de uno de los agentes hasta el centro de salud aeroportuario en compañía de su madre.

Una vez allí, el personal médico asistió a la menor y confirmó que la misma se encontraba «estable y fuera de peligro» por lo que la madre mostró el «agradecimiento» hacia la labor realizada por los agentes por haberle «salvado la vida».

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído