CRIMEN SIN CASTIGO

Milagro en la Peluquería: un chaval recibe seis balazos mientras se corta el pelo y… ¡sobrevive!

Tiene ahora 15 años y todavía no sabe cómo sigue vivo.

En 2018, cuando acaba de cumplir los 13, fue baleado cuando se estaba cortando el cabello en una peluquería de Fortaleza, estado brasileño de Ceará (Una niña de 10 años aplasta la cabeza de un bebé de 6 meses «porque no paraba de llorar»).

Todo, mientras por casualidad un amigo suyo filmaba con el teléfono móvil cómo le iba quedando el nuevo ‘look’ y lo transmitía a los colegas por Facebook Live (Muere el niño al que el violador de su madre aplastó el cráneo cuando intentaba defenderla).

Dos sicarios ingresaron al local y uno de ellos, con camiseta verde y una automática, descerrajó seis balazos al que se estaba cortando el pelo.

El peluquero, su amigo y otras personas que estaban allí resultaron ilesos.

Luego del ataque, los agresores se retiraron sin robar nada (Frien a tiros a un francés de 58 años en una de las urbanizaciones de lujo de Marbella).

En el video, se puede ver cómo la víctima, cosida a balazos, logra levantarse del asiento y arrastrarse por el suelo hasta quedar inmóvil (La hora de la Justicia para los narcos que balearon a una niña, la echaron viva a un pozo y la emparedaron).

Según informó O’Globo, minutos después llegó al lugar el Servicio de Atención Móvil de Urgencia y el niño fue llevado al Instituto Doutor José Frota, donde le realizaron varias operaciones que finalmente lograron salvarle la vida.

CRIMEN EN BRASIL

Brasil es uno de los países más violentos del mundo. Por eso la promesa de combatir el crimen, a la par de la corrupción, llevaron a Jair Bolsonaro al poder. El saldo de su primer año al mando muestra que está cumpliendo su palabra, esto ha hecho que su imagen se fortalezca.

El presidente brasilero nombró al juez Sergio Moro, el encargado de desarticular la red de corrupción más grande de la historia de Brasil, como ministro de Justicia. Juntos están disminuyendo el crimen, sobre todo el violento. En total, hubo en 2019 siete mil homicidios menos frente los reportados en 2018.

A nivel nacional, el homicidio bajó un 22,6 %. Para agosto del 2019, los robos que resultaron en muertes disminuyeron un 27,3 % y las agresiones mortales bajaron un 5,8 %.

También disminuyó cuantitativamente el robo. Tanto el robo de carga como el de vehículos se redujeron, respectivamente, en un 27,3 % (de 7 930  a  5 763 cargamentos robados) y un 27,5 % (de 88 104  a 63 852 vehículos robados). En Río de Janeiro el robo callejero bajó 3,6 %, que incluye el robo de peatones, el robo colectivo y el robo de celulares. Hubo un total de 88 596 casos reportados de enero a agosto de 2018, frente a 85 513 en el mismo período de 2019.

Tanto las amenazas como las lesiones disminuyeron en el 2019, respecto a años anteriores.

La única cifra de muertes violentas que aumentó fue la relacionada con la cantidad de delincuentes que murieron durante enfrentamientos armados contra la policía. En el caso de Río de Janeiro, incrementó en un 16,2 %.

En los primeros ocho meses del 2019 se presentaron 1249 casos de abatidos en enfrentamientos por delincuencia, mientras que de enero a agosto del 2018 fueron 1 075 casos.

Aunque la izquierda política desaprueba el enfrentamiento armado contra criminales, la población civil ha demostrado aprobarlo.

 

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído