Del recetario español

Patatas viudas: Receta sencilla y deliciosa

Aunque esta receta es muy popular durante la temporada de cuaresma, es un platillo que podemos disfrutar en cualquier día del resto del año

Esta es una excelente receta de aprovechamiento. Con pocos ingredientes logramos una receta deliciosa, barata y perfecta para todo el año como perfecta guarnición.

Es muy tradicional elaborarlas en Semana Santa pues es un plato preparado con patatas guisadas sin incluir contenido cárnico entre sus ingredientes.

Es difícil determinar una receta tan tradicional como el de las patatas viudas. Según algunos datos, se popularizaron en Europa a partir del siglo XVI.

Las patatas, también llamadas papas. Desde que Cristobal Colón la introdujo en Europa tras el descubrimiento de América se ha convertido en un alimente presente en todos los hogares.

Como curiosidad, las patatas tardaron bastante en ser consideradas como alimento, igual que otros productos americanos, como el tomate.

El concepto de patatas viudas es el mismo que se usa en otras recetas, como las lentejas viudas. Es decir, que les falta algo fundamental, la carne. Esta idea nace para cumplir las estrictas normas religiosas del cristianismo, que prohibían el consumo de carne durante la época de cuaresma.

Las patatas viudas son sencillas de preparar, aunque requieren de una buena materia prima para conseguir un resultado óptimo.

Los ingredientes base son patatas, cebolla y ajo, aunque no es raro añadir pimiento. Se hace un buen sofrito con aceite de oliva y laurel, y se deja cocer el resultado a fuego lento. Para darle un toque de sabor se añade pimentón, si es ahumado, mucho mejor.

Aunque muchas personas evitan consumir patatas, debido a alta cantidad en calorías, hay que considerar que son ricas en propiedades saludables y más bajas en calorías que otros alimentos.

Cinco beneficios de las patatas para nuestra salud:

Las papas o patatas son el cuarto alimento a nivel mundial mas utilizado, siendo el ingrediente básico de muchos platos y el complementario de muchos otros. Ricas y sencillas de cocinar, existen miles de recetas para elaborar con las patatas.

1.Las patatas ayudan a mejorar el estrés

Una de las propiedades de las papas o patatas es su alto contenido en vitamina B6, esta vitamina es muy buena para renovar nuestras células permitiendo tener un estado nervioso sano y nuestro estado de ánimo en perfecto equilibrio.

Las patatas generan neurotransmisores, los conocidos como dopamina y serotonina, y también permite fabricar adrenalina, estos componentes ayudan a regular el ánimo y a reducir el estrés, lo que hace que las patatas se encuentren dentro de los alimentos anti estres.

2. Alimento anti inflamatorio

Las patatas son excelentes para las inflamaciones tantos externas como internas, sobre todo las de tipo crónico. Es importante tomarlas cocidas o al horno ya que cocinadas de esta forma se vuelven muy suaves y de fácil digestión, aliviando de este modo la irritación intestinal.

Si tiene una inflación de carácter externo, corta una patata cruda y aplícala en la zona afectada, incluso si son úlceras en la boca, notarás inmediatamente su efecto.

3. Alimento para el cerebro

El alto contenido en hierro y cobre que contienen las papas o patatas ayudar a mejorar la actividad cerebral. El manganeso, potasio y vitamina B6 y C que también contienen las patatas permiten también mejorar las funciones de nuestro cerebro y permiten que se responda mucho mejor a los ácidos grasos y aminoácidos.

4. Mejora en los cálculos renales

Los cálculos renales son producidos muchas veces por el exceso de ácido úrico en sangre, la piel de la patata es una fuente excelente de nutrientes como el manganeso, el potasio, cobre y vitamina B que ayuda a reducirlo.

5. La patata mejora el tránsito intestinal

Al ser un alimento muy rico en fibra, y siempre utilizado con moderación facilita la digestión y el tránsito intestinal, los niveles de fibra de la patata son parecidos a los de la avena o la pasta. Para obtener el máximo de propiedades a nivel intestinal es necesario cocinarla con la piel, ya que es donde se encuentra el mayor contenido de fibra de la patata.

En este aspecto indicar que si bien la fibra de la patata es muy digestiva, el almidón no es tan digerible, normalmente se almacena en nuestro estómago añadiendo volumen al mismo.

Ingredientes

  • 800 gr de patatas
  • un diente de ajo
  • una cebolla
  • un pimiento rojo
  • 2 tomates
  • 50 ml de vino blanco
  • 2 hojas de laurel
  • 2 huevos duros
  • Cúrcuma
  • Pimentón en polvo
  • Tomillo
  • Sal y pimienta

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído