The Red's Kitchen

Boquerones en vinagre

Manteniendo la tradición familiar de recibir y agasajar a  la familia y amigos con una cocina casera y cuidada,  y animada por mis amigas a poner en marcha este proyecto: ¡aquí estoy con The Red's Kitchen!

Es una de las creaciones más brillantes y simples de la cocina española, pero desde hace unos años cuesta encontrar un sitio donde sirvan boquerones en vinagre de calidad.

Lo habitual, desde que el maldito anisakis apareció en escena, es toparte con boquerones super ácidos, demasiado pasados o duros como una piedra.

La alternativa, lo mejor, es hacerlos en casa.

Lo más importante es la calidad de la materia prima y se tarda muy poco en hacerlos.

La congelación y maceración llevan su tiempo, pero la preparación, incluyendo limpiar los boquerones si no te lo han hecho en la pescadería, sólo te llevará 15 minutos de trabajo.

Tendrás una tapa casera con la que fliparán todos tus amigos cuando vengan de cañas a casa por el partido de fútbol de turno.

Como los vas a servir de tapa o como aperitivo, pasamos de fijar el número de comensales y esas cosas, aunque recomendamos hacer una cantidad suficiente, porque es una delicia que no se pasa y puedes guardar durante bastantes días en la nevera.

Ingredientes:

  • 500 gramos de boquerones
  • 5 dientes de Ajo
  • 1 pizca de Sal
  • 1 chorro de Vinagre
  • 1 manojo de Perejil

CONGELACIÓN

Lo primero y prioritario es congelar los boquerones, para eliminar hasta el mínimo riesgo de anisakis.

El maldito gusano parasita especies como bacalao, sardina, arenque, salmón, abadejo, merluza, pescadilla, caballa, bonito, jurel, calamar y por supuesto el boquerón.

Es muy probable que los que comparas en tu pescadería de confianza no tengan anisakis, pero es preceptivo congelar los boquerones, antes de ponerse a trabajar con ellos.

Hecho eso y transcurrido el tiempo pertinente, nos ponemos en faena.

PREPARACIÓN

  • Empezamos limpiando bien los boquerones, en el caso bastante raro de que lo lo haya hecho ya el pescadero, quitándoles la cabeza, la espina y la tripa. Es muy importante que queden sin el mínimo rastro de sangre o entrañas porque sino podrían pudrirse.
  • Una vez limpios los boquerones, los ponemos en una fuente plana, los cubrimos de vinagre y salamos. Si el vinagre es muy fuerte podemos diluirlo un poco con agua.
  • Dejamos el pescado, sumergido en vinagre y ya con sal, en un sitio fresco, preferiblemente en la nevera, donde veremos que la carne de los boquerones, antes rojiza, se vuelve blanca.
  • Esperamos como mínimo 4 horas, para que se complete bien la maceración.
  • Aprovechamos la espera, para pelar y cortar ajo y picar perejil, e introducimos todo en abundante aceite de oliva virgen extra.
  • Sacamos los boquerones del vinagre y los ponemos, con mucho cuidado y ordenadamente en una fuente plana.
  • Cubrimos los boquerones con la mezcla del aceite, el ajo y el perejil, y los dejamos reposar otra hora más o menos para que vayan tomando el sabor del aliño.

Y a comer, presumir con los invitados y disfrutar de unos magníficos boquerones en vinagre.

Si eres caprichoso, le puedes añadir unas aceitunas o poner al lado patatas fritas, pero con pan y una cerveza o un buen vino tinto, están de lujo

 

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído