No más Mentiras

Antonio García Fuentes

Caballos de carreras y como son explotados

Caballos de carreras y cómo son explotados

El caballo como otros animales de carga y transporte (burro, mulo, buey, etc.), ha ayudado mucho al ser humano, por lo que en agradecimiento, debieran ser respetados como a los propios seres humanos se debe; y no manipulados y menos drogados, para que rindan más “y mueran pronto”; como ocurre a esos caballos, que nos presentan con “estampas divinas”, pero que sufren tratos que cuando los conoces, te dan asco; no de los équidos, sino de los irresponsables y egoístas que los explotan de forma incalificable. Por todo ello, estos extraordinarios animales (todos ellos) debieran tener monumentos, en todas las ciudades y poblaciones, donde en verdad, ayudaron para que las mismas prosperaran; e igualmente a “los ya no útiles”; como el burro, mulo, buey y otros; los gobiernos deben tener reservas para que los mismos, no desaparezcan y tengan la continuidad, como el hombre que los adoptó, como ayuda impagable. Igualmente en las escuelas se debe enseñar la verdadera ayuda que prestaron todos los animales que adoptó el hombre; por cuanto los niños si no se les enseña la verdadera vida natural, creen que todo “nace en el supermercado”. Veamos.
“Cada año unos cuatrocientos caballos norteamericanos se exportan a Corea del Sur y allí, la mayoría acaba en el matadero y su carne abastece a restaurantes (son purasangres pero ya desechados de las carreras norteamericanas) – Son atletas bien entrenados, pero caen desplomados en las competiciones, sin causa aparente: el año pasado murieron diez purasangres, ¡a la semana! En Estados Unidos (493 el año pasado). Varios expertos nos explican cómo se está jugando con la vida de estos preciosos animales. – Corren atiborrados de analgésicos y corticoides. Sin dolor pierden la señal que advierte de agotamiento o lesión… sufren el colapso y mueren en la carrera. Animales que su vida la cifran en los veinticinco años como vida natural de promedio, muchos de ellos caen muertos con sólo cinco años.
El negocio de las carreras en USA lo estiman en unos diez mil millones de dólares; los especuladores en capitales, invierten en ese negocio, por lo rentable del mismo; por ello ocurre todo lo demás y se ha perdido la valoración que debiera dar la simple dignidad, que allí parece muy ausente, puesto que, “el dólar es el dólar y todo lo demás cuenta poco”.
El trabajo que he leído lo tienen en la revista “XLSEMANAL” del 16-06-2019 y en la que dá muchos datos y las fuentes para saber más; por todo ello y con la ayuda de Internet, pueden ver lo que les interese del tema y difundirlo.
Y no, no es que ya me sorprenda nada de nada; puesto que recuerdo que los “ricos o riquísimos árabes”; tienen como un lujo carísimo y por tanto al alcance sólo de ellos, carreras, de “camellos o dromedarios”; ejemplares que se cotizan a precios escandalosos, pero para cabalgarlos, emplean a niños, que los usan, de forma casi como esclavos; pero todo ello, “lo permite el profeta, para goce del que puede”; o sea, que no nos sorprendamos de nada en este perro mundo, donde todo puede pasar si es que no está pasando.
Finalmente y de forma simple, recordar las enseñanzas de Pitágoras y de otros sabios que entre otras cosas ya predicaban antes de Cristo, el no maltratar a los animales. Pitágoras, considerado como Maestro de Maestros, ya en su escuela enseñaba mucho de esto, y el “nada en exceso”, la moderación y la contención, eran tratados en profundidad; el comportamiento entre humanos, el respeto a los animales e incluso a los árboles y las plantas; la disposición de la vivienda y la ciudad, para armonía global entre los seres vivos, la naturaleza y el hombre; puesto que en definitiva, lo que enseñaba en su escuela era nada más y nada menos que a ser hombre el hombre y mujer la mujer; y que estos supieran vivir en armonía con la naturaleza.
Dudo que de estas enseñanzas las difundan y practiquen, los “modernos profesores o catedráticos”; pues a la vista está como marcha y cómo se comporta, la “pobre juventud” actual, que sólo entiende la vida gozando a lo bestia, de todos los apetitos que ella les muestra u ofrece. Amén

Antonio García Fuentes
(Escritory filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y
http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes

Recibe nuestras noticias en tu correo

Antonio García Fuentes

Empezó a escribir en prensa y revistas en 1975 en el “Diario Jaén”. Tiene en su haber miles de artículos publicados y, actualmente, publica incluso en Estados Unidos. Tiene también una docena de libros publicados, el primero escrito en 1.965, otros tantos sin publicar y mucho material escrito y archivado. Ha pronunciado conferencias, charlas y coloquios y otras actividades similares.

Lo más leído