No más Mentiras

Antonio García Fuentes

Descubrimientos ya descubiertos e inventos ya inventados

Descubrimientos ya descubiertos e inventos ya inventados

Mucho de lo que el hombre creyó descubrir ya otros hombres lo habían descubierto; y casi todo lo que él creyó inventar, ya lo había descubierto la propia Naturaleza en su amplísimo “reino”, que lo emplea y practica desde vete a saber los tiempos. Igualmente se ignora la historia del “mono humano”; puesto que ya se aceptan que fuimos varios y ni se sabe el número, que lo fijan con la denominación del, “eslabón perdido”; por tanto la única verdad es la que plasmara Sócrates, con sus lapidarias palabras (“Sólo sé que no sé nada”) y en esa infinita ignorancia, se debaten, y debatieron; “los monos más o menos pensantes y de todos los tiempos”.
Desde el vuelo o planeación que practican los animales que aquí viven o vivieron desde mucho antes que “el ser humano”; y que luego tras ímprobos tiempos y trabajos consiguió el hombre, precisamente observando a esa inmensa biblioteca; a la que denominamos “Madre Naturaleza”… hasta “la guerra química”, el sónar, el radar, las comunicaciones ultra sónicas, la medicina natural, el sostenerse en el aire o espacio; la hibernación para luego revivir; e infinidad de otras capacidades o “inventos”; ya lo poseían los animales antes de que llegara “el mono humano”; incluso el gobierno más perfecto que se conoce y que practican, las hormigas, termitas y abejas; lo tienen esos seres maravillosos, cuales son, todos “los naturales” y adscritos a esa “ley natural”; en cuyo libro han leído siempre los más inteligentes “monos humanos”; y lo van a seguir leyendo hasta el fin de los tiempos; al menos, ello es lo que me indica mi intuición. Por tanto, “los orgullos humanos, sí, bueno, pero menos lobos, puesto que en general no creo que merezca ese galardón fatuo; sí el sentirse satisfecho del escalón subido”; y ello, con la mínima valoración por cuanto el resto, ya lo he esbozado, “como sé y puedo”.
En cuanto a los inventos, veamos, algunas sorpresas y que tengo en libros que poseo, no muy conocidos, pero escritos por verdaderas mentes inteligentes y que han trabajado toda su vida, en; “enseñar ese saber que no sabemos nada”; o sea como verdaderos imitadores o seguidores del Sócrates ya arriba señalado.
“Teoría atómica: Uluka Kanada (500 a.de.C), Demócrito (460-361 a.d.C), Leucipo (480 a.d.C.), Epicuro (341-270 a.d.C.). Teoría de la Relatividad: Heráclito (540-475 a.d.C.) Zenón; de Elea (S. V. a.d.C.). Teoría de la Evolución: Anaximandro (611-547 a.d.C.) Libro de Manú (200 a.d.C.). La Tierra reconocida como planeta: Pitágoras (S. VI a.d.C.) Anaximandro, Heráclito del Ponto (388-315 a.d.C.). Influencia de la Luna sobre las mareas: Posidonio (135-50 a.d.C.). Galaxias: La Vía Láctea: Demócrito (S. V. a.d.C.) (Copiado del libro de conferencias pronunciadas por el filósofo: J.A. Livraga Rizzi (S. XX)
Y así podía reflejar bastantes más, “descubrimientos”, que hoy son asignados a quienes los redescubrieron, siglos o milenios después; es por lo que se dijo que “los griegos ya lo dijeron todo”; o mejor dicho, todo lo que supieron, pensaron, o copiaron de otros sabios anteriores, puesto que el libro que cito, se remonta a personajes históricos que vivieron dos milenios o más, antes de Cristo. Y no sólo a los griegos.
La realidad cruda y dura, es que ni se saben cosas y causas de esa noche de los tiempos y la que nos la fijaron, en “el tiempo de los dinosaurios”; pero lo que no han sabido explicar son las pocas obras grandiosas, que nos legaron civilizaciones anteriores, desconocidas en grados importantes; y las que construyeron las pirámides egipcias, o las grandiosas construcciones anti terremotos, en el hoy Perú, y en Japón, o las inmensas pirámides escalonadas de México, y otros países de Centro América; así como muchos otros enigmas que los que se consideran como más civilizados, “se rompen los sesos inventando teorías pero que no aclaran las realidades de todo lo que hubo antes de nosotros”; puesto que esa es otra; se teoriza en que no fuimos los primeros que nacimos, “o nos echaron” a vivir en este planeta; el que considerado por filosofías muy avanzadas, no es otra cosa que… “una escuela o inmenso campo de aprendizaje en las escuelas del inmenso Universo, donde existen infinidad de otros planetas mucho más avanzados y donde se nos dice que arribaremos, cuando llegue el tiempo en que estemos preparados para que nos reciban allí”; o sea y en concreto, como aseguraba Pitágoras a sus discípulos… “No temáis a la muerte, es sólo un tránsito más”… ¿?

Antonio García Fuentes
(Escritor y filósofo)
www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más) y
http://www.bubok.es/autores/GarciaFuentes

Recibe nuestras noticias en tu correo

Antonio García Fuentes

Empezó a escribir en prensa y revistas en 1975 en el “Diario Jaén”. Tiene en su haber miles de artículos publicados y, actualmente, publica incluso en Estados Unidos. Tiene también una docena de libros publicados, el primero escrito en 1.965, otros tantos sin publicar y mucho material escrito y archivado. Ha pronunciado conferencias, charlas y coloquios y otras actividades similares.

Lo más leído