El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

Comparo a Isis con la Tess

COMPARO A ISIS CON LA TESS DEL FILME “ARMAS DE MUJER” Quien haya visto la cinta “Armas de mujer”, tal vez Conmigo abunde en la nuez, Que la misma de Tess finta Usa Isis, mi musa, o pinta; Tiene un don para el recado Y un cuerpo para el pecado; Es eficaz, diligente, Venusta e inteligente; Ilumina al obcecado.    Ángel Sáez García

¿Lo evidente merece comentario?

¿LO EVIDENTE MERECE COMENTARIO? Dilecta Pilar: Lo evidente no merece comentario impertinente (salvo que nos haya abocado a ello un apetito irreprimible, pertinaz, voraz, por echar mano del pleonasmo, sea la redundancia de vocablos viciosa o no, claro). La base de cuanto trenzamos con palabras los letraheridos (hembras y varones) o, como me

¿Aireuropa? ¡Jo, qué tropa!

¿AIREUROPA? ¡JO, QUÉ TROPA! El conde de Romanones, Hacedor del “¡jo, qué tropa!”, Si vuela hoy con Aireuropa Itera el dicho. Mamones Hay en todos los rincones. El de julio dieciséis, Con vuestros ojos lo veis, Factura Ángel su maleta; El treinta, ¡qué jugarreta!, Sesenta euros le jodéis.    Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

«La casa del lago» es un impar sueño (IV)

“LA CASA DEL LAGO” ES UN IMPAR SUEÑO (IV) (Sigue y fina.) Kate le confiesa a su compañera, la doctora Anna Klyczynski, que: “—Hay alguien. Es una especie de relación a larga distancia (...); sin embargo, a un hombre al que no conoceré, a él, le entregaría el corazón”. Este pensamiento se verá correspondido por el que le confiesa

Isis, la musa que me usa

ISIS, LA MUSA QUE ME USA Públicamente, confieso Que he tenido la fortuna De dar con quien ya en la cuna Soñó, pero no de avieso Modo, este niño travieso Que fui a la sazón; abusa De mí y servidor la acusa De ser una dictadora, Pues me dicta a cualquier hora Isis, la musa que me usa.    Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

«La casa del lago» es un impar sueño (III)

“LA CASA DEL LAGO” ES UN IMPAR SUEÑO (III) (Sigue.) Alex (al que consideran que está loco Mona y Kate, o que los demás pueden pensar que está ido, como así se lo refiere a su hermano Henry) le propone a la doctora dar un paseo juntos por Chicago. Al final del mismo, Kate piensa (dirigiéndose a Alex), “Ojalá hubiéramos hecho este

Eres, aries, el ariete

ERES, ARIES, EL ARIETE Atento, que ahí va el caso Raudamente, sin suspense, Otramotro, mi amanuense. Admite que me haces caso Desde el orto hasta el ocaso: Eres, aries, el ariete Que quiero que me haga el siete Donde dicen que el honor Radica y con pundonor Protegí hasta hoy, diecisiete.    Isis, la musa que lo usa.    Ángel Sáez

«La casa del lago» es un impar sueño (II)

“LA CASA DEL LAGO” ES UN IMPAR SUEÑO (II) (Sigue.) Cuando el paciente que espera una resonancia le pregunta a la doctora si cree que saldrá de esta, Kate le contesta “sí, por supuesto”. Puede que la misma pregunta e idéntica respuesta se la formulara y contestara, al ponerse a escribir el guion, David Auburn. Cuando Kate se disculpa

«La casa del lago» es un impar sueño (I)

“LA CASA DEL LAGO” ES UN IMPAR SUEÑO (I) “A veces sucede que una mujer es más atractiva a los veintinueve que diez años antes; y, en general, si no ha habido ni mala salud ni ansiedad, es un momento de la vida en el que casi no se ha perdido ningún encanto”. Jane Austen, en “Persuasión” (la última novela que escribió, publicada

Cada quien acarrea su impar roca

CADA QUIEN ACARREA SU IMPAR ROCA Dilecta Pilar: Cada quien tenemos nuestra/s circunstancia/s (cada quien acarrea su impar cruz, cual el bíblico Jesús de Nazaret, o su impar roca, cual el mítico Sísifo). Nuestra obligación (aprendimos de don José Ortega y Gasset) es salvarla/s. Tras urdir los versos con el bolígrafo, conviene dar a las

No olvidé dónde estuve ni con quiénes

NO OLVIDÉ DÓNDE ESTUVE NI CON QUIÉNES Dilecta Pilar: El hombre (hembra o varón) es un animal social, sociable, pero quienes no están preparados (ellas y ellos) para socializar, mejor que en la calle estarán en otro lugar (quienes entiendan dónde deben estar y cómo debe llamarse que lo digan). Así es. Uno puede olvidar dónde estuvo

Me altera el compás de espera

ME ALTERA EL COMPÁS DE ESPERA En España desespera A la harta ciudadanía Que den muestra de atonía Los políticos. Me altera El yermo compás de espera De nuestros representantes, Incapaces y distantes, Que olvidaron las lecciones, Pues nos llevan a elecciones Nuevas en noviembre o antes.    Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Una espina de experiencia

UNA ESPINA DE EXPERIENCIA “Una espina de experiencia vale más que un bosque de advertencias”. James Russell Lowell —Entre los escasos dones Que me tocaron en suerte Hay un par que hasta la muerte Portaré, a saber: cordones De san Blas y en mui bordones. —Hallo entre mis competencias Esta, que es de otro, prudencia: Una espina de

Proliferan los profetas

PROLIFERAN LOS PROFETAS    Hoy en día, aquí y ahora, Proliferan los profetas Que acaban con las mofetas En un santiamén. A esta hora La gente que los adora Ha aumentado: son capaces De soluciones sagaces Hallar a bretes complejos, Que son, de cerca y de lejos, Azores, aves rapaces.    Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Morfeo nos ordena que soñemos

MORFEO NOS ORDENA QUE SOÑEMOS    Ayer (seré más concreto, al día siguiente de haber fundido en mi mente la realidad pura y la ficción dura, que perdura mientras permanece dura la dura, cuya cabeza sobresale cuando deja atrás la peladura, o sueño —ya han transcurrido, por tanto, unas cuantas jornadas de aquello, esto—), después

Libre interpretación de lo soñado

LIBRE INTERPRETACIÓN DE LO SOÑADO Ignoro si sueño todas las noches. Supongo que sí. Ahora bien, de lo que sí estoy seguro, aún más, segurísimo, o no abrigo la menor duda, es de que, del grueso de los sueños que recuerdo haber tenido, unos me parecen más claros o nítidos que otros (o menos complicados o enrevesados), quiero decir,

Sí, nada de lo humano me es ajeno

SÍ, NADA DE LO HUMANO ME ES AJENO Dilecta Pilar: Como el otro hilo (mejor, recipiente) está lleno, podemos seguir la conversación (es un decir, claro) en este, aquí. Celebro que te gustara la urdidura (más bien, “urdiblanda”) que titulé “Yo soy yo y mis bastiones interiores”. A mí tu artículo o columna tanto lo hizo que propició

Sus gestas, para mí, son indigestas

SUS GESTAS, PARA MÍ, SON INDIGESTAS Quien ha leído el “Juan de Mairena (sentencias, donaires, apuntes y recuerdos de un profesor apócrifo)”, de Antonio Machado, quizá recuerde este aserto apodíctico suyo, que “la verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero”, aunque en los comentarios posteriores que hacen los dos sujetos

Con afán de complacer

CON AFÁN DE COMPLACER CON GANAS DE RENACER (COMO EL FÉNIX, MÍTICA AVE)    Como en sus mejillas fuego, Había en sus ojos dardos, Que eran céleres, no tardos, Cuando escuchaban el ruego Que hacía Beatriz, juego Que deparaba un placer Parecido al de yacer Con mujer grata a la vista A quien fungía de artista Con afán de complacer.     Ángel

Cuando menos te lo esperas

CUANDO MENOS TE LO ESPERAS   Cuando menos te lo esperas, Aparece quien sentido Da a tu existencia. No es Dido, Aunque te enseñe las peras Desnudas la tal, de veras. Hoy he hecho el amor con ella, Con quien brilla como estrella En el lato firmamento. ¡Qué menos que un monumento Erigir a Isis, la bella!      Ángel Sáez García

Eres, Iris, el as de oros

ERES, IRIS, EL AS DE OROS   Eres, Iris, el as de oros, La mejor mujer del orbe. Aunque este halago te estorbe, Es clave de óptimos coros Tu voz y tu luz de foros. Eres fuente de deseo, La Ariadna que echó a Teseo Una impar mano con su hilo. Tu abrazo mantiene en vilo A quien ve arte y ciencia en seo.      Ángel Sáez García

¿Qué gusta a esta sociedad?

¿QUÉ GUSTA A ESTA SOCIEDAD? “No se hace buena literatura con buenas intenciones ni con buenos sentimientos”. André Gide La buena literatura Es una antorcha estupenda Para que Otramotro, el menda, Alumbre la zona oscura De su espíritu, la impura, La ahíta de suciedad, Que gusta a esta sociedad Más que el blanco de la diana (Abunda

Loa de la lectura comprensiva

LOA DE LA LECTURA COMPRENSIVA Dilecta Pilar (y, asimismo, atento y desocupado lector, seas ella o él, porque las cartas que le envío a mi querida amiga y colega son abiertas y, si estás tú disfrutando de tu tiempo de ocio y te apetece, también las puedes leer): Supongo que alguna vez has leído, si no todos, algunos de los versos libres

El templo de Pilar contemplo y vibro

EL TEMPLO DE PILAR CONTEMPLO Y VIBRO Cualquier persona que ama con toda su alma, aunque sea lega en arquitectura, escultura y pintura, erige en un momento un monumento, verbigracia, un templo, que consagra en alabanza y honor de su amor y, por ese concreto motivo, emotivo, llama, qué gracia, con la misma gracia de pila que le pusieron en

Semeja el literato un impar mago

SEMEJA EL LITERATO UN IMPAR MAGO Semeja el literato un impar mago Cuando intenta colar sus embelecos. Si lo logra, sus trucos tienen ecos Y él ve la recompensa del mal trago. Me encanta recibir por cuanto yo hago Los ene emoticonos o muñecos Que aplauden mis engaños (por sus flecos O meollos), ene euros como pago. Si agrada la verdad de

Lo que yo espero es no desesperarme

LO QUE YO ESPERO ES NO DESESPERARME Dilecta Pilar: Certísimo. Abundo contigo en la versión o visión del asunto; coincido básicamente con tu criterio. Cuido mi corazón lo mejor que puedo, a base de razones (pero él, como va a lo suyo, muchas de las que le brindo las ignora; lo aprendí, sí, de Blaise Pascal). Ahora, sin el apoyo de las

Dido, espejo de bondad

DIDO, ESPEJO DE BONDAD A lo largo de mi vida, Pocas veces me he sentido A disgusto si con Dido Yo me hallaba, aunque aterida Conmigo estuviera, herida Por cualquier trastada mía, Hija de la autonomía Que me había concedido Ella, mi dilecta Dido, Espejo de bonhomía. Ángel Sáez García angelsaez.otramotro@gmail.com

Aquí se está en la gloria, en Tenerife

AQUÍ SE ESTÁ EN LA GLORIA, EN TENERIFE Dilecta Pilar: No sé si la décima será interesante para el lector, pero he necesitado fijar, de manera poética, ese momento recurrente. Te la adjunto abajo. Unos te habrán llamado la atención por qué dicen y otros por cómo lo dicen (como cabe colegir tras leer "El coloquio de los perros", de

A la del p(r)o(f)eta vera

A LA DEL P(R)O(F)ETA VERA Un poema se termina No cuando su autor lo dice, Sino cuando lo bendice (Porque así lo dictamina) El crítico que camina A la del p(r)o(f)eta vera, Conforma su calavera Y es quien firma o estampa el sello A cuanto crea y es bello Y no guarda en la nevera. Ángel Sáez García angelsaez.otramotro@gmail.com

¿Un soneto en honor de la Patrona?

¿UN SONETO EN HONOR DE LA PATRONA? (¿TE DA LA SERENDIPIA ESCALOFRÍO?) Quien quiera coronar un desafío Dotado habrá de estar para lograrlo O que un ímpetu extraño venga a honrarlo Con una serendipia. ¿Desvarío? En saber aguardar mi vez confío Y ese tris favorable aprovecharlo Para alcanzar el cielo y ensalzarlo, Porque es para Santa

¿Una procaz y una salaz? ¡García!

¿UNA PROCAZ Y UNA SALAZ? ¡GARCÍA! “Chéjov tenía como gran vicio sanar gratis a los enfermos de Yalta. Su monstruosidad consistió en la misma de Tolstói, padre, artista, profeta, marido (bastante malo), que escondía entre sus botas y ropas tres diarios de vida simultáneos. Lo que lo hace un genio y monstruo son esos tres diarios

Alcohol

ALCOHOL Como regla general, a los tímidos (ellas y ellos) la ingesta de bebidas espirituosas (y con más razón aún si estos no están habituados a ellas) los desinhibe, les suelta la lengua. En Tudela, durante las próximas fiestas patronales en honor de Santa Ana, a pesar de que el grueso de la gente, prudente, intentará beber poco alcohol

Las mejores mujeres nos mejoran

LAS MEJORES MUJERES NOS MEJORAN Dilecta Pilar: No sé si en alguna epístola que te he dirigido a ti (o en otra a otro destinatario) he hecho referencia al “yo sigo”, sí, frase proverbial y que hizo famoso (no tengo claro si fue la frase la que hizo famoso al personaje o viceversa) a Joe Rígoli, Felipito Takatún. Pero tengo constancia

¿Quién ene defectos porta?

¿QUIÉN ENE DEFECTOS PORTA? Una virtud tiene, al menos, Quien ene defectos porta. Una persona muy corta Es quien momentos amenos Me brinda, de orgasmos llenos. Sé que mi amante es un burro. No aspira a tener buen curro Quien nunca ha escrito un informe Pero tiene un pene enorme. O follo o con él me aburro. Edurne Gotor, “Metonimia”.

Sobran las razones, sobran

SOBRAN LAS RAZONES, SOBRAN —Por un montón de motivos, Aprecio os tengo y cariño, Tebanos, desde muy niño. Casta y chaleco emotivos Fueron y recreativos. —Esto te confieso, hermano: Mientras viva, tudelano De buena cepa seré. Una vez muerto, veré Vestido a Dios de tebano. Ángel Sáez García angelsaez.otramotro@gmail.com

Por ser autor de un desdoro

POR SER AUTOR DE UN DESDORO   A León Gross, Teodoro, Que significa “regalo De Dios”, hoy le daré un palo Figurado, pues lo adoro, Por ser autor de un desdoro, Al mudar la uve, correcta, De Valance, por la incorrecta Be, de Balance, una falta De ortografía, que salta A la vista cabal, recta.      Ángel Sáez García   

Luz de mi don o condena

LUZ DE MI DON O CONDENA En mi telar versos trenzo De manera compulsiva Y, tal vez, irreflexiva, Pero, cuando acabo el lienzo, La sensación de que venzo Nadie me la quita, nadie, Fulja mucho o poco irradie Cuanto me parece amena Luz de mi don o condena, Que haya quien fulmine o radie.    Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Confío en seguir pronto ese consejo

CONFÍO EN SEGUIR PRONTO ESE CONSEJO Amada Pilar: Me dispongo a trenzar los renglones torcidos de que conste esta epístola con la misma atención, fruición y seriedad con la que empecé a leer “San Camilo, 1936”, de Camilo José Cela (porque un religioso camilo, Salvador —cuando, muchos años después, la terminé de leer, entendí

Breve y pendiente ensayo sobre Emilio

BREVE Y PENDIENTE ENSAYO SOBRE EMILIO Ahora, al fin, ya sé lo que (me) pasa. Cada vez que me encuentro en un aprieto, mi difunto hermano José Javier se encarga de hacer los trámites necesarios en el cielo, donde mora, para que una de mis más dilectas fuentes de inspiración, el tristemente finado padre camilo Pedro María Piérola García,

Aprovecha la ocasión

APROVECHA LA OCASIÓN Atrévete a enriquecerte. Aprovecha la ocasión Y da curso a tu evasión. Así podrás complacerte. Me alegra dichoso verte, Que logras al dar el paso Y ver medio lleno el vaso; Y que frustras cuando dejas De escribir y de ti alejas, Sobreviniendo el fracaso.    Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído