El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

Acierta quien le saca el jugo al «finde»

ACIERTA QUIEN LE SACA EL JUGO AL “FINDE”

Dilecta Pilar:

Gracias a ti; sin tu ayuda, querida amiga y colega, seguiría desconociendo lo que ya no ignoro (aunque, como me ocurre con otros muchos conocimientos o datos que he ido adquiriendo a lo largo de mi vida, llegue un día, próximo o lejano, en que pueda olvidarlo). Celebro que tanto mis apreciaciones sobre tu ingente trabajo como mis análisis sobre tus textos te hayan agradado.

Acierta quien le saca todo el jugo positivo al “finde”, que lo tiene y mucho. La semana que viene, del jueves al lunes (ambos incluidos; por el motivo obvio, que huelga indicar, pero no me resisto a que aparezca expreso, los días sacros de la Semana Santa), la biblioteca permanecerá cerrada.

Celebro que así sea. A ver si aprenden nuestros políticos y no tienen tantas dificultades para ponerse de acuerdo en lo importante.

El mío (ya sabes qué expresión suelo usar para dar cuenta del mismo, “sota, caballo y rey”) fue bien, como de costumbre. Es mi anhelo que el tuyo fuese por idénticos (o aún mejores) derroteros.

Confío, deseo y espero que, después del tiempo que habéis dedicado e invertido en la urdidura de la obra y el que lleváis preparando la presentación de “El bosque circular”, esta os salga a las autoras de manera redonda, como el adjetivo que acompaña al sustantivo del título que elegisteis para rotularla, “circular”.

Todavía no he decidido si iré el miércoles a Pamplona (acaso posponga el viaje para más adelante), pero si bajo (que es lo que cabe esperar, lo normal) a la “Yanguas y Miranda” (la biblioteca municipal porta el apellido de don José, político, historiador y jurista tudelano), barrunto o intuyo que las nuevas que me harás llegar por correo electrónico serán de este jaez, o buenas o muy buenas.

La vida, como sabes y/o te consta, tiene mucho de peregrinaje o de procesión. Mientras escriba (es lo que me procura el aliento y el alimento, imprescindibles, necesarios, para seguir peregrinando por este valle de lágrimas, el cauce que me irriga por dentro y por fuera y brinda la mayoría de las sensaciones placenteras que acopio), he de decir que estoy bien.

Por si el sábado pasado te extrañó leer en mi blog uno de los microrrelatos que le urdí a mi amada Pilar, ya que ella se encargó, hace meses, de poner fin a la peculiar relación que manteníamos, a distancia, te aviso que aún publicaré algunos textos más. Esos textos se los urdí a ella (ella y solo ella era la destinataria de esas líneas). Me parecería, amén de absurdo e injusto, incoherente, incongruente y de una ruindad mayúscula, que los guardara o reservara en la cámara para, en el supuesto de que volviera a enamorarme, dedicárselos a otra, la nueva fémina que entrara en mi vida.

Otro (de tu amigo Otramotro).

Ángel Sáez García
angelsaez.otramotro@gmail.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído