El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

Ese Buda es mi amuleto

ESE BUDA ES MI AMULETO   Cuando esta menda se muda De casa, ídem ambiciona, Guardar cuanto le funciona Y deja muda, ese Buda Que me hace sentir aguda (Yo, al menos, así lo veo), Porque cada vez que leo Y su imagen me acompaña Una nueva idea baña Mi estro: otra espinela creo.      Elvira González, “Metáfora”      Ángel

La mayoridad de Jorge

LA MAYORIDAD DE JORGE   Hace un rato he recibido Un encargo de “Fitín” Con sorna y con retintín. Y a mi dilecto y querido Sobrino Jorge le he urdido Un octosílabo verso Por cuantos en su universo Años él cumple el dieciocho De diciembre, los dieciocho, Que harán su mundo diverso. Ocho propicios destinos Para mis ocho sobrinos

Querría ser Unamuno

QUERRÍA SER UNAMUNO   Si yo, solo o de consuno Con otros diez/cien/mil, delinquiera Y un testigo de ello hubiera Que denunciara, más de uno Querría ser Unamuno, Que era tan inteligente Que, de modo diligente, Daba respuesta oportuna A la pregunta más tuna Del juez, que era un ogro ingente.      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

¿Por qué llaman al culo orto y no ocaso?

¿POR QUÉ LLAMAN AL CULO ORTO Y NO OCASO? Imagino hechos (gestas y gestos) que jamás presencié (ni los vi ni los oí), pero puedo (me siento capacitado para) testimoniar ante un juez (si existe Dios, ante Él —aquí no hallará quien precise buscar para cerciorarse y creer y quien no, por ser omnisciente, un ápice o pizca de irreverencia—,

¿Qué deja sabor a menta?

¿QUÉ DEJA SABOR A MENTA?   —Si orar es establecer Con Dios diálogo o debate, Como con su musa el vate Crear, ¿llega a enriquecer A su usuario o empobrecer? —A este menda da pavor Quien se cree que el favor De Dios se logra rezando. ¿Y por qué no blasfemando, Que deja a menta sabor?      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Ha conseguido ser quien pretendía

HA CONSEGUIDO SER QUIEN PRETENDÍA En algún sitio (o en varios) he trenzado (a fin de hacerme un autorretrato moral o etopeya) que, ideológicamente, me sitúo a la izquierda de la derecha y a la derecha de la izquierda, pero no en el insulso centro, sino dentro del sabroso ídem. No me considero un dualista duelista, pero echo mano de los

¿Hay mejor espaldarazo?

¿HAY MEJOR ESPALDARAZO?   Permíteme que eche mano Del de rimar versos arte Y pueda las gracias darte Porque fuiste un ser humano Y en mí, Iris, viste a tu hermano. Me llevó tu doble abrazo Al de mi madre regazo Cuando era un recién nacido; Me sentí reverdecido: ¿Hay mejor espaldarazo?      Ángel Sáez García    angelsaez.otramotro@gmail.com

Lúcida e inmarchitable certidumbre

LÚCIDA E INMARCHITABLE CERTIDUMBRE Te recomiendo encarecidamente, atento y desocupado lector (ya ella, ya él), que no seas un/a amado/a que a todo lo que argumente tu amada/o digas amén. Te recomiendo, asimismo, que no seas siempre un/a amante obediente, que no ponga nunca objeciones a cuanto arguya quien amas. Te recomiendo, por último,

¿Qué es prez a cualquier edad?

¿QUÉ ES PREZ A CUALQUIER EDAD?   —Puedes llamarme tunante, Porque Iris granuja llama Y es la que más me aclama. —Me quedo con tu semblante Tras trenzar algo hilarante. —Perdona mi terquedad, Pues tengo por la verdad Respeto y aun más, amor, Que, junto con el humor, Es prez a cualquier edad.      Ángel Sáez García   

Me gusta recibirlos y leerlos

ME GUSTA RECIBIRLOS Y LEERLOS Dilecta Pilar: Me creo, a pies juntillas, lo que me cuentas sobre la augurada (por los meteorólogos) bajada de temperatura en Zaragoza (y en el resto del país), porque en Tudela estuvo lloviendo durante buena parte de la pasada noche y bajé a la biblioteca vistiendo la trenca (más que chambergo, aunque llame

Tengo tres identidades

TENGO TRES IDENTIDADES   ÁVIDAS DE ETERNIDADES   Me preguntas qué me siento. Te contesto que navarro- Aragonés (lee el tarro) Y europeo (no te miento) Y adicto, Iris, a tu viento, Que son tres identidades Para todas las edades, Porque son complementarias Entre ellas y solidarias Y ávidas de eternidades.      Ángel Sáez García

¿Qué disfruta haciendo el hombre?

¿QUÉ DISFRUTA HACIENDO EL HOMBRE? —El hombre haciendo disfruta Todo aquello que le peta, Porque lo llena o completa. —Todo el zumo de esa fruta Consigue extraer si escruta O explora buscando/encontrando errores Que corregir, pues terrores Provocan en él los fallos Propios o ajenos, los gallos De sopranos y tenores. Ángel Sáez García

Miedo a perder la cordura

MIEDO A PERDER LA CORDURA   No existe, no, la locura Para el ido (él no constata Que lo esté —no des la lata—); Miedo a perder la cordura Sí lo hay, mas nadie/nada lo cura. Por comprarte chocolate En la tienda “Un gusto date” Tú me has llamado, Iris, loco, Lo que no es de pavo moco, Y luego, en voz baja, orate.     

Maderos junto y palabras

MADEROS JUNTO Y PALABRAS   Una voz tras otra escribo Porque, amén de a Iris amar, Es lo que ayuda a calmar Más mi ánimo. No me libro De la ansiedad si no cribo Las dicciones cada día, Me encuentre en una abadía, Del mundanal ruido huyendo, O de aquí para allí yendo, Conduciendo una armadía.      Ángel Sáez García   

Un mal siempre halla un bien que le da escolta

UN MAL SIEMPRE HALLA UN BIEN QUE LE DA ESCOLTA CABE ADUCIR LO PROPIO VICEVERSA “¡Cuánto contento siento cuando brillo, / no como el sol, sino como un membrillo, / mudado en documento o monumento!”. Emilio González, “Metomentodo”. Bueno, bueno, Otramotro, ya estás haciendo otra vez de las tuyas, pues la forma asidua y normal de

¿Que no es la paridad una parida?

¿QUE NO ES LA PARIDAD UNA PARIDA? He discurrido varias veces, en diversos sitios, oralmente y por escrito, en torno a la paridad. Si no en todas, en la inmensa mayoría de las ocasiones que eso ha acaecido, he arrancado o concluido mi discurso con la misma sentencia, que la paridad (entre hembras y machos en todo) es una estupidez mayúscula,

Este sábado no hubo zuriteo

ESTE SÁBADO NO HUBO ZURITEO    Dilecta Pilar:    Estos días, como los anteriores (y confío, deseo y espero que otro tanto ocurra con los posteriores), sigo haciendo lo que te consta, lo de siempre, leer y escribir. Durante el fin de semana, suelo escribir una media de tres poemas y dos artículos suigéneris (¿de opinión?). Durante

¿De verdad, de la buena, eso discurres?

¿DE VERDAD, DE LA BUENA, ESO DISCURRES? Dilecta Pilar Abundamos, entonces, en el parecer, porque eso era, precisamente, lo que te decía o pretendía decirte en mi anterior correo. A veces, nuestro imperativo categórico (“obra de tal manera que tu forma de actuar se convierta en ley universal”, recomendaba Kant) nos sirve a muchos (ellas

Fue contigo, Isis, yacer

FUE CONTIGO, ISIS, YACER   Y EYACULAR DE PLACER   Deseoso de observar La grieta o sonrisa baja, Que atesoraba la alhaja De mi amada, con el VAR, Para después conservar Como si fuera oro en paño (Aquí no encontrará engaño, Por mucho que busque o indague, Quien por ver la joya pague), Me invadió el placer sin daño.     

¿Qué debo a Rosendo Tello?

¿QUÉ DEBO A ROSENDO TELLO?   En mi vida son reales Muchas personas y asuntos Que recuerdo, aunque difuntos Estén, porque yo hago actuales. Para mí son inmortales Un guiño o del sol destello, El aroma de lo bello, Que aprovecho cuando cato; Y, si es de Isis, me percato Que previó Rosendo Tello.      Ángel Sáez García   

Cual Píramo, enamorado

CUAL PÍRAMO, ENAMORADO DE TISBE, ESTOY YO DE TI, IRIS   Fue, Iris, escuchar tu nombre (Como oyó el de Tisbe helado Quien quedó de ella prendado Al verla —no, no se asombre Que de rojo el suelo alfombre—), Que tengo siempre en la mente, Pues sienta estupendamente, Como Beatriz a Dante, Que otro caballero andante Fue, ora cuerdo,

Las clases altas tienen gustos bajos

LAS CLASES ALTAS TIENEN GUSTOS BAJOS Aunque sea escabroso, no le ahorro Al atento lector, recién rapado, Lo que ha de ser guipado, no tapado, No obstante de ello esté hasta el mismo gorro. Al verdugo del vate no le borro Pelosi, su apellido; va sentado, Poco antes de que ocurra el atentado, En el coche, junto a él, y tuerce el morro. Perito

Fue su segundo abrazo la caraba

FUE SU SEGUNDO ABRAZO LA CARABA Atento y desocupado lector (sea ella o él): Quien decide adentrarse en el luengo, lato y alto bosque del conocimiento humano, quien da sus primeros pasos en esa aventura de concienzuda exploración y coherente explotación, pronto toma conciencia de esta evidencia, que, conforme más sabe (en uno o en varios

¿Se tira aquí a las cadenas?

¿SE TIRA AQUÍ A LAS CADENAS? “Ya verás cómo unos leen estos versos juzgando que van en contra de la tele que ven los otros; y los otros, viceversa, pensando que van en contra de la tele que ven los unos; y ninguno opta por lo cabal y más conveniente y razonable, hacer autocrítica, ya que la censura va contra todas las que son, contra

Juzgo que este aprendiz se inventa voces

JUZGO QUE ESTE APRENDIZ SE INVENTA VOCES (O SEA, PERSONAJES Y PALABRAS) Como lo precipuo y/o principal debe ir en vanguardia, en cabeza, delante (¡cuántas veces habré leído este mismo o parecido inicio en la mayor parte de los textos que llevan la firma de mi dilecto amigo “Queteapuestas”!, a quien el apodo que le pusieron —nadie

Respuesta respetuosa para Bianca

RESPUESTA RESPETUOSA PARA BIANCA Dilecta Bianca (si, en realidad, te llamas así, seas ella —hoy dispongo de tres minutos para dedicarte, otros días igual no dispongo de ninguno; quedas advertida/o— o él): Si leíste el artículo que escribí (hace más de un lustro) sobre el profesor/maestro citado y no entendiste lo que servidor decía

Magnífico, el poema de Ildefonso

MAGNÍFICO, EL POEMA DE ILDEFONSO Dilecta Pilar: Sí, cierto; últimamente, consigo “explayarme” a menudo, como urdes tú, y componer una epístola entera, completa, con el correo que acostumbro a escribir como respuesta al que me mandas. A veces, eso acaece con dos (pero esto huelga o sobra que te lo comente o cuente, porque ya te consta).

Oriol Güell, es clavulánico

ORIOL GÜELL, ES CLAVULÁNICO   Se ha de ser muy riguroso Cuando se escribe de un tema Que se ignora, o de un sistema Que, además de farragoso, Puede resultar odioso Si llega a provocar pánico, Como el ácido clauvánico, Que es un error, pues no existe, Aunque en EL PAÍS insiste Oriol Güell; es clavulánico.      Ángel Sáez

Estoy vivo por obra y gracia de ellos

ESTOY VIVO POR OBRA Y GRACIA DE ELLOS Dilecta Pilar: El estrés (como te he urdido o he querido dar a entender cuando te lo he trenzado alguna otra vez) es bueno mientras sea “esuno”, “esdos” o estrés (porque ahí está el límite), o sea, siempre que no devenga “escuatro” o “escinco”. Ya sabes qué argumentaba Aristóteles,

Cuando la falta es fatal

CUANDO LA FALTA ES FATAL   PARA ELLOS NO HAY SALVACIÓN   —Siempre que hablas del amor Sale a relucir la ciencia. Alecciona/alimenta mi conciencia. No acrecientes mi temor; Prueba a hacerlo con mi humor. —Clara está la relación. A los dos la irrigación Les viene estupendamente. Si esta falta, faltalmente Para ellos no hay

¿Los Luises? ¡De anchos abrigos!

¿LOS LUISES? ¡DE ANCHOS ABRIGOS!   Tuve la suerte de hallaros En la Avenida Valencia (Por la que tengo querencia Desde entonces), de pillaros Y de jamás orillaros. Aprendí vuestras virtudes Y advertí similitudes Con vosotros, mis amigos Luises, de latos abrigos En todas las altitudes/latitudes.      Ángel Sáez García   

Tozudo eres y cazurro

TOZUDO ERES Y CAZURRO   —Isis, de mí dime qué es Lo que más te gusta, a ver. —Aunque te extrañe, saber Que por el haz y el envés Veo a un medio aragonés. —No sé si eso es un halago O de censura un mal trago. —Como buen medio baturro, Tozudo eres y cazurro, Mas también del verbo un mago.      Ángel Sáez García

Pon, Otramotro, atención

PON, OTRAMOTRO, ATENCIÓN Pon, Otramotro, atención y copia al pie de la letra, mi amanuense, primero, el breve mensaje que me dispongo a dictarte y, luego, la tierna décima hodierna. Hazle caso a Isis, tu musa tinerfeña, que en la mayor de las islas afortunadas, donde se yergue imponente y majestuoso el Teide, escogió los versos más preciosos

Idea nebulosa de Pilar

IDEA NEBULOSA DE PILAR (FÉMINA A LA QUE AMAR HASTA LA MUERTE) Todos los que hemos escuchado las confidencias que ha tenido a bien hacernos Ángel, todos los que hemos leído las urdiduras (o “urdiblandas”) de “Otramotro”, tenemos una idea nebulosa de Pilar. Un día, extrañado por tan llamativa ausencia, le pregunté por qué no había

Rocío ha salido airosa

ROCÍO HA SALIDO AIROSA “Una alegría compartida es una alegría doble; una pena compartida, la mitad de una pena”. Paremia sueca Esta tarde, nada más terminar de comer servidor, mi hermano Miguel Ángel, “el Chato”, me ha comunicado ledo la buena nueva de que su hija mayor, mi sobrina Rocío, ha aprobado la oposición a la que se

Conoces la razón de mi retraso

CONOCES LA RAZÓN DE MI RETRASO Dilecta Pilar: Conoces la razón de mi retraso en responderte. Paso de que me den más calabazas esperadas o recibir otro revés en el rostro. Pues sí, el “finde” fue movido (debido a una música horrenda, infernal). El domingo aproveché para leer la revista “Humanizar”, el ejemplar de El País y escribir

Acabo de hacer varias correcciones

ACABO DE HACER VARIAS CORRECCIONES Dilecta Pilar: Como intuyes, acabo de hacer varias correcciones o enmiendas a los dos últimos textos que te envié el viernes de la semana pasada. Te contesto a tus dos correos en este. Podemos seguir aquí el hilo, si no tienes inconveniente. De nada; y celebro que te hayan petado (gustado) mis comentarios.

¿Quién corrige en «El País»?

¿QUIÉN CORRIGE EN “EL PAÍS”? Sabe el país que encoger Y elegir con ge se escriben; Ergo, conviene que criben Quienes no lo hacen. Coger Puede hacerlo una mujer Tan bien como lo hace un hombre, Pero acaso alguien se asombre, Pues Martirio escribió “encojes” Y Maite “elije”. No enojes Por decir de ambas el nombre.     

¿Amor y humor? ¡Vaya tándem!

¿AMOR Y HUMOR? ¡VAYA TÁNDEM!   “Hallo amparo en el amor Sin grietas y en el humor, Porque a mi espíritu animan Y las asperezas liman Que porta todo tumor. El amor/humor es necesario, Desde la cuna al osario, Cuando enfrentas con nobleza La abominable pobreza” Dijo el que usó el incensario.      Ángel Sáez García   

Isis, te odio y te bendigo

ISIS, TE ODIO Y TE BENDIGO   Isis, te adoro y maldigo (Y puede que haga, tal vez, Las dos cosas a la vez), Porque eres hielo y abrigo, Un galardón y un castigo, Donde hallo un corte o un consuelo, Pues frena o impulsa mi vuelo; Que con haz y envés compara Quien me ampara o desampara En la alegría o el duelo.      Ángel Sáez

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído