ENTREVISTADO EN 'EL QUILOMBO'

Luca Costantini: «El umbral de superviviencia de Podemos estaba en 35 escaños, los necesarios para forzar un referéndum constitucional»

"El asalto a los cielos se ha quedado en un boomerang"

Unidas Podemos y sus confluencias han vuelto a retroceder en votos este 10-N al dejarse siete escaños con respecto a las elecciones generales de abril, repitiendo como cuarta fuerza en unos comicios donde han tenido la competencia de Más País. El partido de Pablo Iglesias ha obtenido 35 escaños y el de Iñigo Errejón solo tres tras su salto a la política nacional.

Los de Pablo Iglesias bajan tanto en el número de votos como en el porcentaje con respecto a las elecciones del 28-A. Supera ahora los tres millones de votos por poco (3.095.143), cuando en las últimas elecciones Podemos, Izquierda Unida y Equo consiguieron 3,7 millones de papeletas.

Entonces sumaron el 14,31% y ahora el 12,84%, es decir retroceden unos 700.000 votos y 1,47 puntos sobre su último registro. Hace tres años les votaron 5,08 millones de electores (el 21,15%) y se hicieron con 67 asientos en el Palacio de la Carrera de San Jerónimo.

Tomando de referencia la comparación con el ganador de las elecciones, el PSOE (120 escaños este 10-N), ahora el partido morado tiene 85 asientos menos en el Congreso de los Diputados que los socialistas, por los 81 de hace siete meses.

En abril Unidas Podemos ya pasó de tercera a cuarta fuerza de ámbito nacional, posición que repite el 10-N, entonces debido al auge de Ciudadanos y esta noche por el de Vox. En las anteriores elecciones ya sufrió un importante retroceso que ahora se confirma, aunque amortiguando la caída, puesto que el 28-A perdió 25 actas en el Congreso.

TITULARES DE LUCA COSTANTINI (VozPopuli)

«El umbral de superviviencia de Podemos estaba en los 35 escaños, los necesarios para forzar un referéndum constitucional»

«El asalto a los cielos se ha quedado en un boomerang».

«Ahora es una macedonia de siglas, va a ser difícil la gobernabilidad».

«Iglesias sabe que esto es un gobierno tutti frutti, es muy complicado»

«Lo que ha pasado en Italia con tanta fragmentación es que es político no es responsable de nada, y hay un estancamiento de la política y la sociedad. Y también de la economía. Italia no se reforma, la fragmentación lo impide. Es cierto que el bipartidismo ha caído en algo de corrupción, puertas giratorias… Pero luego el bipartidismo da un gobierno que gobierne».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído