Tras negar una reunión personal con Pedro Sánchez, los socialistas no acompañan al líder opositor en su pronunciamiento

‘Efecto Podemos’: El PSOE da la espalda a Guaidó en el Parlamento Europeo

'Efecto Podemos': El PSOE da la espalda a Guaidó en el Parlamento Europeo
Rueda de prensa de Juan Guaidó en el Parlamento Europeo PD

El rechazo de Pedro Sánchez a reunirse con Juan Guaidó ha sido una bofetada a todos los que luchan por recuperar la democracia en Venezuela. El presidente interino, no obstante, ha decidido poner la otra mejilla. Durante su rueda de prensa en el Parlamento Europeo, el líder opositor ha vuelto a tender la mano al gobierno del PSOE y Podemos, donde no ha dedicado ni una sola mala palabra o gesto contra quienes fueron los socios y asesores del régimen chavista y ahora miembros del poder Ejecutivo español.

Al ser consultado sobre su valoración del rechazo de Pedro Sánchez, Guaidó ha afirmado que trabajará para que “la mayoría de los países sean coparticipes de ese milagro que se producirá en Venezuela. Un milagro por la recuperación de la economía, de los derechos y de la libertad que fue robado”. En este sentido, el presidente interno ha intentado evitar avivar la polémica con España, recalcando que existen “las mejores relaciones” y que se “concertarán agendas a todos los niveles posibles en Europa”.

A pesar de las buenas palabras, el distanciamiento con el PSOE resulta evidente. Hasta la fecha, sólo Josep Borrell ha decidido verse con el presidente interno de Venezuela, pero más por su cargo como alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad que por ser un posible ‘representante’ del gobierno de Sánchez. Así quedó demostrado también en la rueda de prensa celebrada este miércoles 22 de enero en el Parlamento Europeo.

Como se ha podido ver en las imágenes, Juan Guaidó estuvo acompañado tanto por Dita Charanzová como por los diputados de Vox, Hermann Tertsch, y del Partido Popular, Esteban González Pons. Sin embargo, el gran ausente por parte de España ha sido el PSOE, quien se ha alineado con los eurodiputados de Podemos, Izquierda Unida y Bildu para ausentarse al acto del presidente interino de Venezuela.

Es importante recordar que, a pesar de que el gobierno de Pedro Sánchez reconoció a Guaidó como presidente de Venezuela y criticó la falta de democracia por parte del chavismo, no ha tomado ninguna medida incómoda para el régimen de Nicolás Maduro. En este sentido, ha mantenido la Embajada y Consulado chavistas como representación oficial de Venezuela, además de trabajar en contra de las sanciones europeas, como lo hizo justamente Borrell en su etapa como ministro de Asuntos Exteriores.

Guaidó ha dejado claro que espera de Europa, así como de España, que se ayude en el control de la venta del oro venezolano (utilizado como un mecanismo de financiación junto al narcotráfico), se impulsen las sanciones personales, se ayude a la crisis de los refugiados y se evite la banalización del mal. Justamente, este último punto es el gran atributo de Podemos, quienes han llegado a reconocer a Maduro como el presidente de Venezuela.

Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído