ADEMÁS DE TODO, LA EMPRESA OTIS NO ES CULPABLE DE LAS IDAS DE OLLA DE LA SOCIALISTA

Adriana Lastra saca al ‘matón’ que lleva dentro y carga contra una empresa de ascensores por ‘burlarse’ del Presidente

Adriana Lastra saca al 'matón' que lleva dentro y carga contra una empresa de ascensores por 'burlarse' del Presidente
Adriana Lastra y la imagen por la que ataca a los ascensores OTIS. PD

No parecía una mala publicidad la de esta empresa de ascensores, que consiguió multiplicar de forma absolutamente inesperada y brutal su impacto por una campaña. Pero es que ni siquiera era la real intención de esta compañía.

Un marketing quizás no todo lo positivo que les hubiera gustado, pero han llegado a un gran público  al fin y al cabo. Y además, según está el percal político y social, que no se extrañen en esta empresa de ascensores OTIS si ahora les empiezan a llamar a lo loco para proyectos por parte de la sección más a la derecha del espectro de nuestro país.

Y todo porque la portavoz socialista y metepatas habitual, Adriana Lastra, les ha puesto de moda este domingo 26 de enero de 2019. Hay que ser torpe para dar tal voz a algo que de no ser por ella habría resultado irrelevante. Pero ya saben que es un modus operandi habitual de la compañera de Pedro Sánchez, el matonismo tuitero como modo de vida.

Todo se resume en este tuit. Un usuario anónimo recoge el asunto, lo sube a la red social y voilá, la portavoz del Gobierno en el Congreso hace el resto:

Después del acoso y derribo, la compañía de ascensores ha salido a comentar la situación que además les exculpa por completo del tema:

Una fórmula, la del matonismo, muy utilizada por este Gobierno de coalición que vivimos y sufrimos en España. Recuerden, si no, aquel pasaje de la ahora ministra de Igualdad, Irene Montero, cuando le montó una trifulca tremenda a una propietaria de una vivienda que solo pretendía que sus inquilinos le pagaran el alquiler:

Esther Argerich, dueña de una vivienda en el barrio de Gracia, en pleno centro de Barcelona, consiguió recuperar después de un año la vivienda que tenía alquilada y que los inquilinos que la ocupaban se negaban a irse de ella después de que su propietaria les comunicase una subida en el precio de la renta mensual.

La afectada contó en el portal Idealista News el auténtico vía crucis que ha sufrió a lo largo de estos meses, especialmente desde que los principales cabecillas de Podemos, Pablo Iglesias, Irene Montero o Ione Belarra la señalaran en las redes sociales y hasta ofrecieran datos personales de ella. Todo eso sumado al acoso realizado por el Sindicato de Inquilinos, con claros vínculos con el partido morado y muy en especial con la alcaldesa de la Ciudad Condal, Ada Colau.

El contrato inicial era de 5 años pero se les fue prorrogando. Con la crisis y al decirme que habían perdido un trabajo, se les bajó el precio y en el año 2018, en que venció el último contrato que se firmó con ellos, estaban pagando 1.000 euros al mes, menos de lo que pagaban 12 años antes.

Los inquilinos llamaron varias veces a la Administradora comunicando que no se querían ir, pero que tampoco aceptaban el precio. Entonces tanto la Administradora como yo recibimos una carta del Sindicat de Llogaters y la Oficina d’Habitatge popular de Gràcia exigiendo que negociáramos (a la baja) con los inquilinos. Y aquí empezó la pesadilla. Ante esta situación ya se les dejó muy claro desde el principio que no quería negociar con ellos a ningún precio. Que lo que quería es que se fueran del piso.

La historia no tuvo desperdicio en su momento, y dejó en una situación muy crítica a los podemitas que habían perseguido de forma cruel a esta propietaria. Carlos Herrera, en su editorial de este 23 de octubre de 2019 en ‘Herrera en COPE’ le sacudía la del pulpo a las dos podemitas:

¿Cómo es posible que esta indecente, que esta cuadrilla de irresponsables señale a una persona con nombre y apellidos, diciéndole a  cuánto tiene que poner el alquiler de su piso siguiendo escrupulosamente los pasos de la ley, por cierto, a una familia? ¿Cómo es posible ese abuso de poder aprovechando preponderancia mediática para presionar a una ciudadana? Escúcheme matrimonio feliz: ¿Por qué no os lleváis a la familia al chalet de Galapagar, qué tenéis muchas habitaciones libres? Allí hay sitio, mientras no encuentren alquiler a Galapagar. Pero vamos, a estos y a todos los que haga falta, ¿o es que la solidaridad llega hasta lo que llega? Cuentistas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído