DEFENDIÓ EN LA CÁMARA AUTONÓMICA LA PRESENCIA DE MENORES EN LOS FESTEJOS

Chapu Apaolaza va solo a Parlamento de Navarra y le pinta la cara a los paniaguados censores de la izquierda: «No utilicen a los niños para sus cruzadas ideológicas»

El periodista y portavoz de la Fundación del Toro de Lidia alerta de que los animalistas "usan a los menores para prohibir los toros"

Chapu Apaolaza, portavoz de la Fundación del Toro de Lidia, ha comparecido este miércoles 26 de febrero de 2020 ante la Comisión de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior del Parlamento de Navarra para hacer frente al último intento del movimiento antitaurino de subir la asistencia a los festejos y las escuelas de tauromaquia a los 18 años.

«No utilicen a los niños para sus cruzadas ideológicas», advirtió Apaolaza.

Su intervención fue la respuesta del mundo del toro a la comparecencia del pasado 22 de enero de 2020 de algunas entidades antitaurinas que solicitaron al Parlamento de Navarra que modificase la legislación para elevar a 18 años la edad mínima para poder asistir a corridas de toros y escuelas de toros.

Eliminar la cantera es lo que busca el mal llamado movimiento animalista para conseguir destruir la tauromaquia, bajo el paraguas de una pseudo-preocupación por la integridad y el bienestar de los menores.

Chapu Apaolaza destacaba lo siguiente:

Los enemigos de la fiesta de los toros intentan separar a las nuevas generaciones de las plazas y han conseguido poner sobre el tapete la prohibición de su asistencia a los cosos para en principio protegerlos de los efectos que la fiesta tiene supuestamente sobre ellos, pero sobre todo con el afán de mermar la fiesta de los toros con la que están dispuestos a terminar

Prohibir o censurar la tauromaquia supone reducir las opciones de libertad de los ciudadanos y pone en riesgo la propia diversidad de la fiesta en la que conviven de manera grandiosa y donde se encuentran gente con sensibilidades culturales, festivas, estéticas y políticas deliciosamente distintas. ¿Se imaginan si abriéramos un debate sobre todas las cosas que suceden en Pamplona que no son del gusto de una parte de la población?”.

Ya hemos visto que, científica y empíricamente, no es perjudicial para los niños y puede que hasta sea beneficioso. Entonces, ¿qué hay de malo? ¿que les guste? ¿que lo conozcan y puedan decidir si quieren seguir yendo a los toros o no?  En la época que más acceso a la información tenemos, ¿estamos debatiendo sobre impedir que conozcan una parte fundamental de nuestra cultura y que emitan sus propias opiniones?. Y además, si no van a dejar que los niños entren en las plazas y tengan contacto con una manifestación cultural secular, ¿también van a descolgar a su paso los cuadros de los museos a su paso?, ¿van a prohibir a los niños ver pinturas de desnudos?, ¿van a prohibirles escuchar música a los chavales de 16 años?, ¿leer historietas?.

Me dirijo a esos que van con el rotulador rojo de la decencia a decir lo que es cultura, ¿les van a decir de nuevo lo que pueden leer?, ¿lo que pueden ver?, ¿va a suceder eso de nuevo?, ¿y lo van a permitir ustedes?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Roberto Marbán Bermejo

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y actualmente cursa el grado de Ciencias Políticas por la UNED, fichó en 2010 por Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído