El sanchismo devora al PSOE: los barones socialistas callan como put** y tragan como puertas

EL EXPRESIDENTE MANCHEGO OLVIDA EN 'LASEXTA NOCHE' SUS CRÍTICAS FEROCES A LOS MORADOS

José Bono, más falso que su peluquín: del «yo no voy ni a misa con Podemos» a ensalzar a la tropa de Iglesias

El tipo tiene más cara que espalda. El expresidente de la Junta de Castilla-La Mancha, exministro de Defensa y expresidente del Congreso de los Diputados, José Bono, tiene o una desmemoria de hipopótamo o una caradura marmórea que haría las delicias de los escultores y arquitectos de Carrara.

Este político misteriosamente multimillonario sin que nadie pida explicaciones sobre el origen de su fortuna, predicaba voces en 2017 cosas como esta sobre Unidas Podemos:

Podemos no ha venido para quedarse a no ser que nosotros les cedamos el asiento, la plaza y nuestros votos. A Podemos hay que ponerlos en su sitio y su sitio es el comunismo radical insolidario asentado en el odio social al PSOE.

Incluso no dudaba en criticar, por claudicante y entregado, al hoy presidente del Gobierno de España:

Pedro Sánchez se ha podemizado, da la impresión de que quiere que el PSOE sea como Podemos. Pedro Sánchez ha dicho que va a ir codo con codo con ellos, yo no quiero ir codo con ellos ni a misa. Es increíble que se pueda sostener en pie tanta desvergüenza.

Pues bien, en pleno mes de marzo de 2020, José Bono, único en su especie a la hora de presentar diferentes discursos como textos legales Irene Montero, compareció en ‘laSexta Noche‘ para ensalzar el pacto de Gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos:

El Gobierno de coalición goza de una magnífica salud, vive una luna de miel.

Bono, con la boca pequeña, sí aprovechaba para sacar hemeroteca sobre las contradicciones de Podemos, pero nunca recurriendo a las propias declaraciones que el socialista ha ido realizando en épocas anteriores:

¿No recuerdan lo que decía Pablo Iglesias de nosotros? Dijo que asaltarían el cielo. Nos dieron lecciones sobre los sueldos limitados, las casas en las que vivíamos. Ahora ha llegado a la Moncloa y eso le ha apaciguado.

Para el histórico y camaleónico socialista, ahora los morados ya no son tan malos porque han aterrizado en la realidad que supone dirigir un país:

Poco a poco se irán acomodando porque gobernar es difícil. Cobran sueldos de ministros y quieren vivir mejor. Esto es humano, le pasa a todo el mundo, y a los de Podemos.

E insistía en realzar el cambio de la tropa de Pablo Iglesias:

No son de una raza distinta a la nuestra. En este mundo todo el mundo cambia de opinión, y quien no lo hace es tonto.

Incluso justifica el cambio de opinión del insomne Sánchez sobre los ministros de Podemos:

Tiene un atenuante muy grande: que ocho millones de españoles han cambiado de voto.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído