TODO APUNTA A LA DIMISIÓN

‘Delcygate’: Ábalos al borde del abismo tras el informe del CNI y la guerra sucia en su propio partido

'Delcygate': Ábalos al borde del abismo tras el informe del CNI y la guerra sucia en su propio partido

La Brigada Operativa de Apoyo (BOA), fue encargada de coordinarse con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), para vigilar a la vicepresidenta de Maduro, Delcy Rodríguez, en el caso de que llegara a poner un pie en territorio español.

Así lo hicieron y sobre este asunto redactaron un informe en el que detallan los eventos sucedidos el 20 de enero de 2020 en Barajas.

En el documento, al que tuvo acceso El Mundo, se dan detalles cronológicos de los movimientos de la mano derecha del dictador Nicolás Maduro, desde su aterrizaje hasta su salida del territorio español, y por ende, también de cada uno de los movimientos del ministro de Transportes, José Luis Ábalos y de su hombre de mayor confianza, Koldo García.

La Policía pudo conocer que Rodríguez aterrizó en el aeropuerto español a las 00:30, en un vuelo privado matrícula TC-AKE, procedente de Caracas, con ella también llegaron cinco personas, las cuales fueron identificadas en el informe: Yussef Abou Nassif Smaili, Kenny Antonio Díaz, Alejandra Carolina Bastidas, Jorge Andrés Jiménez y el ministro Félix Plasencia.

En la primera versión del ministro, negó haberse reunido con la sancionada vicepresidenta de la dictadura, dijo que su reunión fue una cortesía con su amigo Plasencia y negó con vehemencia su reunión con Rodríguez, aunque después haya salido a la luz que estuvo con ella en el avión y posteriormente en una sala VIP de la terminal.

Los efectivos del aeropuerto pudieron conocer que sobre Delcy pesaban dos alertas: «una prohibición de entrada en territorio Schengen, por Austria, con fecha en vigor de 27 de agosto de 2018 y fecha de fin de 26 de agosto de 2021» y otra que sería la estocada letal para Ábalos, «una Vigilancia Discreta, alerta de entrada y salida de España por la BOA con fecha de entrada en vigor del 19 de diciembre de 2019 y ceses el 19 de diciembre de 2020».

Es este detallado informe, el que deja por escrito que Ábalos estuvo en la terminal ejecutiva junto a su asesor Koldo García y personal de seguridad diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores. Con lo cual se desmonta la versión del ministro y sus defensores, quienes afirmaban que había llegado al lugar en calidad de secretario de Organización del PSOE.

El ministro subió al avión

El relato policial dejó conocimiento que Ábalos subió al avión y estuvo «despachando con los pasajeros durante una hora aproximadamente». También destaca que se acordó, sobre las 02.15 horas, que Delcy Rodríguez, junto a Félix Plasencia iban a permanecer en la sala VIP de la zona de tránsito de la terminal ejecutiva, afirmando que de esta forma la sancionada por la Unión Europea no entraría «en el territorio Schengen hasta la próxima salida del vuelo a Estambul».

«Se acordó», es decir, entre Delcy y José Luis, «Se acordó» que entrara a la sala VIP. Adiós a las versiones de Ábalos, este había afirmado que, el contacto con la chavista fue «fortuito», que había tenido que subir a la aeronave porque la mandataria del régimen chavista no podía bajarse y pisar territorio español. Según su equipo había sido «un saludo forzado por las circunstancias» y por «unos minutos».

“Ya que vas, procura que no baje del avión”

Fue el propio Ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana quien decidió, en una entrevista concedida a La Razón, meter a Grande-Marlaska en el asunto, negó la existencia de cualquier reunión y dijo:

«Como no sabía si lo podría ver (al chavista Felix Plasencia) por la semana que llevábamos en el Ministerio, fui a Barajas. Llegando al aeropuerto me llama el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, que sabía por mí de su llegada, para decirme que la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, ha recibido una comunicación de la Embajada venezolana en la que le dicen que en ese avión también viaja la vicepresidenta, Delcy Rodríguez. Y me dice: ‘Ya que vas, procura que no baje del avión’, dijo Ábalos a La Razón.

No está claro que, Fernando Grande-Marlaska conociera que había una alerta de «Vigilancia Discreta, alerta de entrada y salida de España por la BOA», ya que el CNI es un órgano adscrito al Ministerio de Defensa, aunque coordina labores con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que pertenecen al ministerio del Interior.

Sin embargo, si fuese cierto que el Gobierno le encomendó la «gestión diplomática» para impedir una crisis, lo normal es que hubiese sido avisado de que cada uno de sus pasos iba a ser vigilado por efectivos policiales y que había muy poco espacio para mentiras y politiquerías en este asunto.

Lo que si parece tomar lógica es que la relación de ambos ministros está muy tocada, sobre tomando en cuenta que hace apenas un mes se conoció que la diputada por Valencia, Ana Botella, quien es de la máxima confianza de Ábalos, fue cesada de su rol de secretaria de Estado de Seguridad, el segundo cargo de mayor importancia en el Ministerio de Interior y con quien llevaba un proyecto interministerial.

Otro que se sumó a desmentir a Ábalos, aunque lo disfrazó de una férrea defensa, fue Rafael Simáncas, secretario del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, quien dejó expuesto a su compañero durante una entrevista el pasado 31 de enero de 2020 en Telemadrid y afirmó que estuvo allí en rol de Ministro:

«Evidentemente el ministro fue a Barajas a hablar con el ministro de Turismo de Venezuela y estaba allí la vicepresidenta de Venezuela y se habló con ella ¿y cuál es el problema, qué pretendía la oposición o el Partido Popular, que no dejáramos aterrizar al avión, que lo derribáramos?…»

A esto se debe sumar el hecho de que Ivan Redondo, jefe de Gabinete de Pedro Sánchez, podría estar detrás de la Secretaría de Organización del partido: «¿Qué domina Ábalos? Ferraz, ¿Qué quiere Ivan Redondo? Bajo mi punto de vista, Ferraz, hay una lucha de poder», afirmó el periodista Javier Negre, en el programa ‘Más se perdió en Cuba’ 

Koldo García, el rol del hombre de confianza

Todos los pasajeros decidieron permanecer junto al asesor del ministro, Koldo García, estuvieron en la sala VIP hasta las 6.45 horas, según detalla el informe. Posteriormente, «se dirigieron el asesor del ministro y tres de los pasajeros a sacar las tarjetas de embarque de todos, menos de Félix Plasencia, que se quedó en Madrid», dice El Mundo.

Cuarenta y cinco minutos después llegó el asesor de Ábalos, con los documentos de embarque a la terminal ejecutiva, los cuales entrego a Delcy Rodríguez y a Kenny Antonio Díaz.

«Fueron al control de seguridad de la terminal ejecutiva para tomar un vuelo comercial Madrid-Doha, el QR-148 de la compañía Qatar con salida a las 08.20». Según el periódico español, con ello culmina el informe elaborado por el inspector jefe, jefe de la sección de fronteras.

Aunque aún no han aparecido vídeos del encuentro, ahora se conoce con certeza que hay imágenes de diferentes momentos: cuando llega el avión procedente de Venezuela con Delcy Rodríguez al Aeropuerto de Barajas, cuando la chavista baja del aeronave y pisa suelo español, cuando Ábalos la saluda en frente de efectivos policiales y cuando los representantes del régimen chavista entran a la sala VIP.

Ese saludo, puede ser la despedida.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Jesús Mitchelle Torres

Licenciado en ciencias fiscales (ENAHP – IUT), especialista en auditoría de Estado (Universidad Simón Bolívar) y magíster en gerencia pública (IESA) con siete años de experiencia como auditor de Estado en Venezuela.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído