CORRUPCIÓN SOCIALISTA

La sinvergonzonería del hijo del exembajador de Zapatero en Caracas: se guarda casi 3 millones del chavismo y los declara como «herencia»

La sinvergonzonería del hijo del exembajador de Zapatero en Caracas: se guarda casi 3 millones del chavismo y los declara como "herencia"
Hugo Chávez, Raul Morodo y José Bono

EL hijo del exembajador de Zapatero en Caracas, Alejo Morodo, no tuvo vergüenza en ingresar, como poco, 2.723.330 de la estatal venezolana Petróleos de Venezuela (PDVSA), y explicarlo diciendo que se trataba de una «herencia familiar».

Alejo Morodo, hijo de Raul Morodo quien fue embajador en Venezuela entre los años entre 2004 y 2007, abrió una cuenta en Ginebra el 17 de abril de 2008. En el folio de apertura se presenta como «abogado de asuntos internacionales» y destaca que espera poder introducir en la misma un millón de euros, pero sus expectativas fueron superadas.

También se puede leer en el documento de apertura de la cuenta, que los fondos provenían de una «herencia familiar de sus abuelos y su madre, terratenientes que han obtenido plusvalías».

Aún la justicia española desconoce a ciencia cierta cuanto dinero ingresó Alejo Morodo en la cuenta, solo sabe, por medio de la Agencia Tributaria que, en 2010 la cuenta recibió 805.250 euros, el año siguiente obtuvo ingresos por 1.318.680 y 599.400 en el año 2014.

Como era de esperarse, estos recursos no provinieron de ninguna herencia familiar, la cuenta del Credit Suisse 0251-1435769-6, que Morodo gestionaba a través de la sociedad ‘offshore’ panameña Furnival Barristers Corp, cobraba de la petrolera estatal PDVSA, entonces manos del poderoso Rafael Ramírez, mano derecha de Hugo Chávez.

Según publican los periodistas M.A. Ruiz Coll Y Teresa Gómez para el mencionado periódico, la sociedad Furnival Barristers Corp. quedó constituida en la ciudad de Panamá el 8 de abril de 2008 con un capital social de 1.000 dólares. Para ocultar que él era el auténtico propietario de la sociedad, Alejo Morodo colocó en su junta directiva a tres testaferros: Edith Olivé de Bocanegra (presidenta), Bárbara de Rodríguez (secretaria) y Luis Alberto Rodríguez (tesorero).

La Agencia Tributaria deja claro en su informe al juez Santiago Pedráz que, desde el primer momento, el titular de esta sociedad ‘offshore’ era Alejo Morodo. Como prueba de esto dejó constancia que la sociedad le designó apoderado para gestionar sus cuentas bancarias y representarla en todo el mundo, gestión que llevó a cabo tan sólo tres días después de su constitución, el 11 de abril de 2008.

El Credit Suisse ha facilitado a la Audiencia Nacional todos los movimientos de la cuenta 0251-1435769-6 de Alejo Morodo. Los documentos muestran cómo el hijo del embajador ordenó sucesivas transferencias para enviar a España el dinero de las comisiones de PDVSA: 400.000 euros en julio de 2013, 100.000 euros en septiembre del mismo año, 250.000 euros en diciembre de 2013, 600.000 euros en febrero de 2014, entre otros movimientos.

Precisamente, fue un error cometido por Alejo en el manejo de esta cuenta lo que hizo saltar las alarmas en España, el niño de la herencia intentó transferir desde Suiza 1.3 millones de euros, pero la entidad bloqueó el movimiento por no encontrar la justificación del «origen legal de los fondos», por lo que envió una alerta que llegó a la UDEF y a la Fiscalía Anticorrupción.

Antes, Morodo pudo realizar varias transferencias, al menos 30.000 euros en octubre de 2011 y 40.000 en junio de 2012, con el dinero de PDVSA a la cuenta suiza 0251-1508890-7 Vinicius, que fue abierta por su madre, Cristina Cañeque, en el Credit Suisse en abril de 2008.

Anticorrupción desenmascara a los Morodo

El pasado mes de enero se pudo conocer que una investigación de la Fiscalía Anticorrupción, según publicó el diario español El Mundo, determinó que Raül Morodo, presuntamente, se apropió de 35 millones de euros provenientes de PDVSA. En dicha trama también fueron involucrados el hijo de Morodo, Alejo y sus dos socios venezolanos residenciados en España.

Los 35 millones de euros, extraídos de la empresa petrolera de todos los venezolanos, fueron introducidos a España vía cuentas bancarias establecidas en Suiza y Panamá.

Juan Carlos Cabrera, socio de Alejo Morodo, fue el exdirectivo de PDVSA que firmaba los contratos que reportaban millones al diplomático socialista, pero que misteriosamente fue hallado ahorcado en un piso en Madrid, en medio de la investigación el pasado 2019.

El otro venezolano es Carlos Adolfo Prada, quien al igual que Cabrera, recurrió a su mujer para blanquear los «fondos no justificados desde PDVSA».

La rebatiña de PDVSA

El dinero obtenido por el exembajador de Venezuela, solo es una pequeña parte del expolio del chavismo en PDVSA.

El propio Rafael Ramírez, quien fue presidente de PDVSA de Chávez y de Maduro y ministro de Petróleo y Minería, afirmó en una entrevista para la cadena alemana Deutsche Welle, que en 10 años que estuvo al frente de la petrolera venezolana se perdieron unos 700 mil millones de dólares «en corrupción y despilfarro».

“Mis estimaciones han sido 700 mil millones de dólares”, dijo uno de los hombres más poderosos en la Venezuela de Hugo Chávez. “¿En qué periodo?”, preguntó el periodista para el documental ‘Petróleo y Ruina-El éxodo venezolano’.

“En 10 años. En mis 10 años. En los míos, porque es la cuenta que yo tengo. 480 mil (millones de dólares) del tema de ingreso fiscal, más los ingresos propios de PDVSA, podríamos llegar a 700 mil millones”, respondió Ramírez.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído