Marea Blava Prisiones: «Concentración de protesta en las puertas del C.P. Brians 1

Marea Blava Prisiones: "Concentración de protesta en las puertas del C.P. Brians 1

Con este acto, la asociación Marea Blava Prisiones, quiere denunciar la despótica política de la administración, encaminada a instalar el pánico a sus trabajadores mediante expedientes disciplinarios desproporcionales e inmerecidos.

La asociación de funcionarios de prisiones, Marea Blava, ha organizado este lunes día 13 de enero una concentración ante las puertas del centro penitenciario Brians 1, en la que han asistido más de un centenar de funcionarios de prisiones. El propósito de esta concentración es la denuncia por las dos sanciones disciplinarias con suspensión de empleo y sueldo aplicadas de manera arbitraria y vengativa contra dos funcionarios de este centro.

Estas sanciones tienen su origen en la anterior dirección de Brians 1, encabezada por Josep Font, que fue el causante de los graves problemas y conflictos que se produjeron y que, desgraciadamente, se han llevado por delante a dos funcionarios que, de ninguna manera, se merecen el castigo que han recibido; con el agravante, además, que estos se encuentran de baja médica por las graves consecuencias que todo este proceso les ha ocasionado.
En pocas palabras, estas sanciones tienen, claramente, el fin de vengar las acciones de protesta que, de una manera totalmente legítima y necesaria, se llevaron a cabo por parte de toda la plantilla de Brians 1 con el objetivo de forzar la dimisión de su antiguo director.

El primero de estos expedientes salió a la luz antes de Navidad en relación a un funcionario que fue expedientado por una pintada donde se demostró, sobradamente, que no había ningún tipo de vinculación entre el funcionario y la pintada. Ahora, sin embargo, nos encontramos ante otro expediente disciplinario categóricamente igual de injusto y gratuito y que, además, también tiene relación con la etapa directiva de Josep Font. Se trata de un compañero acusado de golpear a un interno en el transcurso de una reducción, donde no se tuvieron en cuenta las declaraciones testimoniales de cinco funcionarios presentes en los hechos que manifestaban que no hubo ningún tipo de agresión del funcionario al interno; al contrario, lo que todos declararon fue que el interno intentó morder la mano del funcionario y éste, con un acto reflejo, la apartó de inmediato.
A raíz de estos hechos, el subdirector de Interior y mano derecha de Josep Font, Paco Vicente, creyó las palabras de una única persona que manifestaba que se había producido esta agresión en contra de las cinco personas que decían todo lo contrario y, en consecuencia, tramitó la apertura de un expediente sancionador. Además, esta única persona que declaró en contra del funcionario es un médico que actualmente está apartado del servicio a Brians 1 por haber manifestado actitudes violentas contra algunos funcionarios del centro.

Marea Blava quiere denunciar públicamente los movimientos de persecución y las políticas del miedo que se están produciendo en contra de todo el colectivo de funcionarios de prisiones, iniciadas por la propia Secretaría de Medidas Penales dirigida por Amand Calderó. Lamentablemente, los funcionarios de prisiones llevan mucho tiempo soportando el despotismo de su administración, la que en toda su trayectoria no ha mostrado ningún tipo de agradecimiento, respeto o defensa del colectivo; más bien al contrario, consiente insultos y calumnias en contra de sus propios trabajadores por parte de entidades y personas dedicadas principalmente a la estigmatización de todo el colectivo de funcionarios de prisiones. Es por ello que desde Marea Blava están cada vez más convencidos de que sólo ellos mismos, es decir, toda la plantilla unida, pueden hacer una defensa adecuada de la honorabilidad de su trabajo y que, por encima de todo, situaciones como las de sus compañeros expedientados no queden en el olvido, sino que brote todo un movimiento de reacción como el del día 13.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído