Manuel del Rosal: «50º FORO DE DAVOS: La cena de los hipócritas»

Manuel del Rosal: "50º FORO DE DAVOS: La cena de los hipócritas"

Los camareros que servían la cena en el Foro de Davos miraban el cerdo asado que llevaban en sus bandejas y, asombrados, pasaban sus miradas del cerdo a los hombres y mujeres más ricos y poderosos del planeta; y de los hombres y mujeres al cerdo; y nuevamente del cerdo a los hombres y mujeres, pero ya les era imposible distinguir quien eran los cerdos y quienes los hombres y mujeres (*)

Pierre Brochant y sus amigos organizan todos los miércoles una cena que es una especie de apuesta: el que invite al idiota más idiota gana. Este es el inicio de la película francesa “La cena de los idiotas”.

En Davos, ciudad suiza, los hombres y mujeres más ricos y poderosos del mundo, incluidos los políticos a su servicio, organizan todos los años en el mes de enero lo que se ha dado en llamar Foro de Davos. A cada nuevo Foro, nuevo lema; el de este año dice así: “Construir un mundo más sostenible e inclusivo” Suena bien que es lo que importa, luego…ya veremos. Naturalmente, estos señores organizan cenas de apertura y cierre del Foro que se supone serán cenas que respeten el lema, es decir, serán cenas “sostenibles e inclusivas”. Sin embargo, en estas cenas no están presentes los idiotas como en la cena de Pierre Brochant; los idiotas – los ciudadanos comunes del mundo – tan solo recibiremos las migajas de los acuerdos a los que lleguen para hacer un mundo “sostenible e inclusivo”, pero que aumente aún más sus riquezas y haga más profunda la sima que separa sus estatus socioeconómicos de los estatus de pobreza de los idiotas no invitados. Eso sí, las migajas que recibiremos serán “sostenibles e inclusivas”

(*) Entresacado de “La rebelión de la granja” de George Orwell

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído