La cadena autonómica andaluza pasa otra vez a negro

Los sindicalistas de canal SUR, que tapaban el robo de los EREs con el PSOE, le montan la guerra al PP

La televisión pública de Andalucía tiene 187 trabajadores más que todo Mediaset

Los sindicalistas de canal SUR, que tapaban el robo de los EREs con el PSOE, le montan la guerra al PP
La socialista Susana Díaz y Canal Sur. PD

Canal Sur, la cadena autonómica andaluza, es con 163 millones de presupuesto anual la segunda más cara de la FORTA –plataforma que reúne a todas las televisiones regionales–, solo por detrás de la independentista TV3.

Es difícil asegurarlo con total certeza, pero existe la impresión de que es también la cadena que más vagos alberga en su plantilla, a tener de su número de empleados y de lo que produce.

La cadena regional andaluza tiene en plantilla a 1.462 trabajadores, para los que gasta en nóminas 87,1 millones de euros.

El grupo Mediaset, con Telecinco al frente, cuenta con 1.275 trabajadores y Atresmedia, que reúne a La Sexta y Antena 3, alberga a 2.022 empleados.

Pues encima, van ahora y la montan. Los mismos que tapaban el robo de los EREs con el PSOE y que aplaudían con las orejas hasta los apaños del marido de la socialista Susana Díaz, han decidido organizarle una guerra mediática al PP, para desgastar a Juanma Moreno.

Con la excusa de que no se contrata nuevo personal ‘para cubrir vacantes’, llevaron a negro la emisión el pasado jueves y han vuelto a hacerlo, durante hora y media, este 21 de febrero de 2020 a partir de

Los trabajadores de Canal Sur ha efectuado este viernes un nuevo corte de su emisión en protesta por la falta de contrataciones para cubrir las vacantes de la cadena andaluza las 13.30 horas.

El Comité de Empresa explicó que esta decisión de pasar a negro la emisión, se toma tras sus fallidas reuniones con la dirección de la empresa. Puro y simple chantaje.

La huelga en la televisión andaluza es una burda campaña de presión política contra el popular Moreno.

Bloquean  la emisión, después de que la dirección del ente autonómico, altavoz del socialismo durante décadas y epicentro del clientelismo andaluz, aceptara la práctica totalidad de las peticiones laborales de los sindicalistas.

No estamos ante una huelga laboral, sino ante una maniobra política que mezcla la subordinación de la entidad a los intereses del PSOE andaluz con la consuetudinaria proclividad de los sindicalistas a la molicie.

El embrollo sindical de Canal Sur es un ejemplo más de la apropiación de los medios públicos por parte de la izquierda, que los gestiona como si fuera de su propiedad cuando está en el Gobierno y los destroza desde dentro cuanto está en la oposición.

Si el PP no se hubiera andado con melindres y cuando hace un año VOX lanzó la idea de cerrar ese pudridero costosísimo que es la televisión pública andaluza, la ciudadanía y el periodismo estarían hoy mucho más felices y tranquilos.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído