La cuenta más popular de Rowan Winch, con 1,2 millones de seguidores en Instagram, le fue desactivada en julio por supuestamente violar las políticas de esa plataforma

Este chico de 15 años ganó decenas de miles de dólares al construir un ‘imperio de memes’ y en un día lo perdió todo

Este chico de 15 años ganó decenas de miles de dólares al construir un 'imperio de memes' y en un día lo perdió todo
Este chico de 15 años ganó decenas de miles de dólares al construir un 'imperio de memes' y en un día lo perdió todo RT

La actividad en la red le permitía ganar unos 10.000 dólares al mes, gracias a publicidad, y le abrió el camino para obtener influencia en el mundo virtual. «Solo quiero ser capaz de tener conexiones en todas partes, ser financieramente seguro y monetizar lo que me gusta hacer», afirmó Winch.

De acuerdo con The New York Times, Rowan Winch, residente del estado de Pensilvania, se impuso a lo largo de varios años una rutina diaria que le permitió alcanzar sus logros. Comenzaba su jornada con la búsqueda de memes, que posteriormente publicaba en sus cuentas en Instagram, la más popular de las cuales —@Zuccccccccccc— disponía de 1,2 millones de seguidores. El joven usaba cada momento de su tiempo libre para encontrar nuevos contenidos, y fijó su meta en 100 publicaciones al día.

El chico, por otra parte, ya antes de la publicación de memes ganaba dinero en Internet, vendiendo pegatinas y prendas, así como creando y comercializando videos personalizados con mensajes en la plataforma Fiverr, de manera que ese no fue su primer negocio, según recoge rt y comparte Iván Rastik para Periodista Digital.

«Mi cuenta de memes definitivamente me hizo más independiente», dijo Winch, añadiendo que también le dio «más responsabilidad». «Si no publico durante un día, la gente comenzará a hacer preguntas y empezaré a sentirme mal. Podría haber ganado muchos seguidores aquel día. Podría haber ganado dinero aquel día», reiteró.

La desactivación de la cuenta

Sin embargo, la vida del joven cambió drásticamente cuando, el 26 de julio, se le notificó que la cuenta @Zuccccccccccc fue desactivada. Winch pensó al principio que se trataba de un error, pero posteriormente descubrió que su cuenta fue desactivada por haber violado las políticas de la plataforma. El mismo destino tuvieron decenas de otras cuentas con memes en Instagram.

«Muchos de mis amigos piensan que me deprimí y creo que es cierto», admitió, precisando que se volvió inseguro y más silencioso. «Con @Zuccccccccccc sentía que tenía un objetivo y estaba haciendo algo que beneficiaba a mucha gente, y ahora como que me siento perdido», reiteró.

Pero el joven no se da por vencido: desde fecha reciente publica memes en sus otras cuentas en Instagram y empezó un podcast en YouTube. Quiere recuperar la influencia que tuvo en el mundo virtual. «Cuantos más seguidores tengas, más voces tienes», destacó, agregando que «cuanta más influencia tengas, más poder tienes».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído