La hija de Kiko Matamoros hunde su imagen pública en ‘Ven a cenar conmigo’

Laura Matamoros y la ‘estupidez’ de la era moderna: así se hunde una influencer

Machacan en Twitter a la ganadora de ‘GH VIP’ por su insolencia

Laura Matamoros y la ‘estupidez’ de la era moderna: así se hunde una influencer

¿Qué es exactamente un influencer? Esto es lo que muchos se preguntaron el 10 de septiembre de 2019 al ver a Laura Matamoros en ‘Ven a cenar conmigo’ (Cuatro). La hija de Kiko Matamoros, toda una celebridad en redes sociales, fue linchada en redes sociales por sus inoportunos comentarios.

Ganó ‘GH VIP 4’ por dar lástima, por decir que cuando su padre abandonó a su familia, ella y sus hermanos pasaron penurias pero Laura Matamoros ha mostrado una imagen que nada tiene que ver con el ser una víctima.

El 11 de septiembre de 2019, la hija de Kiko Matamoros fue  última anfitriona para cerrar la temporada de ‘Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition’. La influencer dio de comer a Rosa López, Aless Gibaja, Francisco y Raquel Mosquera y la cena, como pudieron comprobar los espectadores, fue de risa.

Laura, que ha sido la más ‘guerrera’ durante su concurso (criticando todas las cenas que le han ofrecido) casi ni se molestó en cocinar (se limitó a cortar brócoli y mezclarlo con atún) pero lo peor no fue eso.

Matamoros, que lleva años triunfando en las redes sociales por publicitar marcas  dijo, entre otras cosas, que:

Estudié hasta Bachillerato, aunque ahora sí que es verdad que ayudo a muchas chicas, porque tengo muy buen gusto

Además, aseguró que su vida había sido muy sacrificada, que había tenido que trabajar en dos tiendas de ropa , que era una luchadora y que ser influencer era un empleo a tiempo completo. Pero lo peor de todo es que ganó la novena edición del concurso (3000 euros de premio).

Obviamente, en Twitter machacaron a la hija de Kiko Matamoros:

A modo de apunte diré que espero que esto no se quede en papel mojado, que el público aprenda que lo de los influencer es flor de un día, que no tiene sentido que unos críos nos den lecciones de cómo lucirse cuando les pagan por publicitar cosas. Pero seamos sinceros, es tentador. Si eres de buen ver y te pagan 1.000  euros, por ejemplo,  por una foto y te regalan ropa, a quién le importa estudiar o trabajar de sol a sol. Es muy triste. Mucho.

Te puede interesar

Autor

Sergio Espí

Sergio Espí, guionista y crítico de televisión de Periodista Digital, responsable de la sección 3segundos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído